• Home »
  • Noticias »
  • Senadores estudiarán resultados debilidades sistema educativo dominicano

Senadores estudiarán resultados debilidades sistema educativo dominicano

La senadora por la provincia Santo Domingo, Cristina Lizardo, informó que la Comisión Permanente de Educación del Senado estudiará los resultados del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA por sus siglas en inglés), que han revelado las debilidades del sistema educativo dominicano en las ramas de ciencias naturales, lectura y matemática.

Lizardo, quien preside dicha comisión, detalló que han solicitado una reunión con el ministro de Educación, Andrés Navarro para revisar la Ley General de Educación y analizar los planteamientos hechos por distintos legisladores a fin de mejorar el sistema educativo.

La Ley de Educación contempla que se destine un 4% del Producto Interno Bruto (PIB) del país a ese sector.
De acuerdo con el informe PISA 2015 publicado este martes, a la hora de elegir el lugar de estudios de sus hijos en República Dominicana los padres toman en cuenta la reputación, la distancia, y el bajo costo de la institución.

Sin embargo, el informe establece una relación entre los estudiantes cuyos padres consideraban que los gastos bajos eran importantes o muy importantes, ya que obtuvieron 30 puntos menos, calificación que los alumnos cuyos padres estimaban que los gastos bajos no eran tan significativos a la hora de inscribir a sus hijos.

Entre 17 países en los que se cuestionó a los padres, en República Dominicana los padres consideraron que la distancia era importante o muy importante en casi el 80% de los casos; los gastos fueron señalados por más de un 60% de los padres; y la reputación por encima del 90%.

Asimismo, los hijos de los padres que dieron más importancia a la distancia entre el hogar y la escuela obtuvieron una puntuación considerablemente menor en el uso de la ciencia, incluso después de tener en cuenta el perfil socioeconómico de los alumnos y las alumnas.

En la mayoría de los países y economías, los padres de los niños que asisten a las escuelas desfavorecidas y públicas son más propensos a considerar que los gastos bajos son importantes, que los de los niños que asisten a las escuelas privadas y favorecidas. Los estudiantes de escuelas privadas tienen más probabilidades de tener padres que atribuyen mayor importancia a consideraciones de calidad sobre la escuela.

Los estudiantes de algunos sistemas escolares, de los países estudiados, son asignados a una escuela cercana a su vecindario, a pesar de que en las últimas décadas, las reformas en muchos países han tendido a dar una mayor opción a los padres y estudiantes para que puedan elegir escuelas que satisfagan las necesidades o preferencias de educación del niño.

Los hallazgos previos de PISA indican que si la mayoría de los padres quisieran que su hijo asistiera a la mejor escuela, los padres desfavorecidos necesitarían pensar más en el dinero al elegir una escuela que los padres favorecidos. Como resultado, la adopción de prácticas de elección escolar puede conducir a una mayor segregación económica entre las escuelas, lo que a su vez puede dar lugar a diferencias en la calidad de los maestros y el aprovechamiento estudiantil en las escuelas, perjudicando más a los estudiantes desfavorecidos.