Los Warriors humillan a LeBron y a los Cavs

Golden State Warriors se la tenía guardada a Cleveland Cavaliers tras Las Finales del año pasado y tras el partido de Navidad, y anoche se tomaron su particular venganza al pasar por encima de los de Tyronn Lue, que se vieron superados en todo momento por los de la Bahía de Oakland, tal y como reflejó el 91-126 final.

Lo cierto es que se podría decir que el partido entre los partidos que se puede ver hoy en día en la NBA apenas duró 24 minutos, ya que al descanso los Golden State Warriors habían desarbolado por completo a unos Cleveland Cavaliers que se convirtieron en el invitado de lujo a la exhibición de los locales.

Y es que a ese intermedio se llegó con un claro 49-78 que dejaba muy claro que para Golden State Warriors el de anoche no era un partido cualquiera. Le tenían muchas ganas a los Cavaliers y eso se notó en todas y cada una de las acciones de la primera parte.

La clave en esos 24 minutos estuvo en ambos lados de la pista. Golden State Warriors apretó mucho atrás, impidiendo a Cleveland Cavalierscircular el balón con comodidad y provocando muchas pérdidas, lo que permitió a los de Steve Kerr correr al contraataque, tal y como demuestran los 34 puntos en esa faceta en la primera parte. Otro dato demoledor para demostrar la superioridad de los de Oakland son las 26 asistencias que hizo en la primera parte, por tan solo 4 de los visitantes.

En resumen, unos 24 minutos que dejaron todo visto para sentencia y que convirtieron la segunda parte en un mero trámite, ya que solo en el tramo final del tercer cuarto logró dar un pequeño susto Cleveland, con un parcial de 11-1. Pero no fue más que un espejismo, ya que una buena racha de Klay Thompson acabó con cualquier atisbo.

El 91-126 final fue un fiel reflejo de la superioridad de Golden State Warriors, que logra así acabar con la racha de cuatro derrotas consecutivas en sus duelos contra Cleveland Cavaliers.