Palabras de Vida: Olvida el Pasado

Pero Jesús le dijo: “Nadie que pone la mano en el arado y mira hacia atrás es apto para el reino de Dios”. (Lucas 9:62)
La vida tiene momentos que marcan nuestro destino. Algunos son tiempos difíciles que nos ponen en una encrucijada de detenernos o seguir adelante. Mira lo que nos dice Jesús, que “nadie” que sigue mirando hacia atrás en su pasado es apto para su reino.
La palabra “nadie” es una palabra de todo incluido. Esto significa todos nosotros – no hay excepciones.
En otras palabras, mirar hacia atrás, permanecer en un estado inmovil, de lamentos y penas. Jesús quiere que cambiemos nuestra forma de pensar y que pueda tomar el control de nuestra vida y mostrarnos los destinos divinos que Él tiene para nosotros en esta vida.
La mayoría de nosotros no quiere dejar de pensar en el pasado. Es muy fácil e empezar a caer de nuevo en todas las cosas malas que pueden haber ocurrido en el pasado, y luego usar eso como una excusa para empezar a sentir lástima por sí mismo, o para justificar algunas de las cosas irracionales que puede estar haciendo.
El hecho de que tus padres pueden haber abusado físicamente de ti, no te da el derecho de abusar físicamente a tus propios hijos.
El hecho de que uno de tus padres disfuncionales puede haber sido alcohólico no significa que tú tienes que convertirte en un alcohólico.
Jesus quiere darnos una vida nueva, hacernos mejores seres humanos. Nosotros no podemos cambiar a esa naturaleza pecaminosa solamente tomando el arado y siguiendo hacia adelante en los surcos de Jesús, podemos cambiar y olvidar el pasado y entrar en sus propósitos.
Si usted está dispuesto a entrar en una entrega total con él, entonces se comenzará a mover y ayudar a romper liberado de su doloroso pasado.