• Home »
  • Columnas »
  • “Diferencia entre Psicología Política, la social y el Marketing Político”

“Diferencia entre Psicología Política, la social y el Marketing Político”

“Diferencia entre Psicología Política, la social y el Marketing Político”
 
Por Max Montilla
 
1.      Psicología Política
 
Podemos definir la Psicología Política como la disciplina científica capaz de interpretar los factores sociales, psicológicos y ambientales que interactúan en el comportamiento político. Considerando la existencia de una relación bidireccional entre los ciudadanos en general y los ciudadanos más dedicados a la política, la Psicología Política debería cumplir la función de estrechar esta relación permitiendo un mayor conocimiento de los unos sobre los otros, lo cual permitiría tener una visión más amplia y así tomar decisiones idóneas al momento de elegir al grupo de ciudadanos que nos representará en el acontecer sociopolítico.
Sus antecedentes datan de principios del siglo XX, desarrollando indagaciones y suposiciones,  tanto en la Psicología Política como en la Psicología Social, trascurriendo un siglo hasta la formulación de los que podría llamarse la constitución en la publicación del primer manual de Psicología Política en 1973, en Latinoamérica.
 
Su principal desarrollador es Harold Dwight Lasswell, considerado como el Padre de la Psicología. Sin embargo, la fundación de la Sociedad Internacional de Psicología Política (ISPP) en 1978 puede constituirse como un hecho clave para lo que hoy llamamos “la comunidad de Psicólogos Políticos en Latinoamérica”. Un año más tarde, en 1979, se funda la revista o el órgano oficial de dicha comunidad, llamada Political Psychology.
Años más tarde,  en 1987, se consolida la Psicología Política, con la celebración del primer congreso de esta disciplina en España, por las constantes inquietudes y los diversos fenómenos  que se estaban desarrollando en Latinoamérica. Ya para el 1990 se funda la revista española Psicología Política (Montero, 1987) . Aunque mantenía relaciones recíprocas con lo que estaba pasando en Europa y América, se podían vislumbran algunas diferencias tal y como lo expresa Parisi: “… las temáticas, los enfoques y los recursos metodológicos utilizados implican una distintividad del que hacer psicopolítico surgido en cada uno de ellos” (Parisi, 1999) .
 
Desde el punto de vista político es importante conocer al individuo tanto en su funcionamiento como en su interacción grupal. De ahí la importancia de estudios como los de minorías, fenómenos de masas, factores que influyen en la intención de voto, cómo promover la participación política, liderazgo, opinión pública, entre otros. Así como conocer las dinámicas y variables que pueden dificultar o mejorar el funcionamiento en política (estudios sobre autoritarismo, discurso político, conducta política, heurísticos empleados en la toma de decisiones, procesos de pacto y negociación), aspectos que muchas veces no se les da el valor debido y que después tienen grandes repercusiones en el desarrollo de un país (Sabucedo, 1996) .
Desde el otro punto de vista, el del individuo que no participa en la política, un mayor conocimiento de las cuestiones políticas, le permitiría mejorar su participación, tanto pasiva como activa, dando una comprensión de los procesos subyacentes a los hechos políticos que acontecen en su vida cotidiana.
Ambos puntos de vistas podrían fusionarse  si lo difundiéramos a nivel  social para un aumento del conocimiento entre la «gente de la calle» y los psicólogos especializados en dicha rama y más aun si lo hacemos desde dentro de los partidos políticos que facilitasen el acercamiento a la ciudadanía, la mejora de su funcionamiento interno y su relación con otras fuerzas políticas, tal y como lo dijo Montero: “Para los psicólogos políticos entender que no ejerzamos un papel político en su comunidad, es pretender que las personas no seamos personas, es imposible” (Montero, 1987) .
 
2.      Psicología Social
 
Una de las ciencias que ha sido importante para comprender de manera más precisa la política, es la Psicología Social, que estudia los fenómenos sociales intentando dar una explicación a lo que ocurre por medio de leyes que rigen la convivencia.
 
Según Marta Rizo García: “La psicología social nace a principios del siglo XX. Concretamente, se apunta la fecha de 1908 como año de nacimiento, el mismo que ve nacer la publicación de las dos obras que se consideran fundadoras de este campo de conocimiento: Social Psychology: AnOutline and Source Book, de E. A. Ross; e Introduction to Social Psychology, de W. McDougall”. (García, 2006) .
 
Definida de manera más especifica: “La Psicología Social es la ciencia que estudia los fenómenos sociales e intenta descubrir las leyes por las que se rige la convivencia. Investiga las organizaciones sociales y trata de establecer los patrones de comportamientos de los individuos en los grupos, los roles que desempeñan y todas las situaciones que influyen en su conducta” (2000, La Guia, 2007) .
 
Otra definición sería: “las influencias que las personas tienen sobre las creencias o conductas de otros”  (García, 2006) .
 
Sus principales enfoques son: el conductismo, el Psicoanálisis, la Psicología Posmoderna, el Enfoque del Materialismo Dialectico y la Perspectiva de Grupo.
 
 
3.      Marketing Político
 
Para algunos, el Marketing Político se inicia a finales del siglo XX, pero en realidad la palabra que aparece en el siglo XX es la de marketing, pues desde el imperio romano, el cual logró mantenerse gracias a su poderío político, le debe en mayor proporción a la comunicación efectiva y a la manipulación estratégica que usaban desde Roma hasta  el más recóndito punto de su extenso imperio.
 
Nicolás de Maquiavelo, llamado el padre de la Ciencia Política Moderna, hizo sus aportes a esta disciplina, cuando escribió el libro “El Príncipe”, donde muestra la persuasión o manipulación como un arma más fuerte que la propia fuerza.
El Marketing Político se puede definir como el auxilio de la tecnología en búsqueda de los votos necesarios para ganar. 
 
De manera más explícita, Herrera lo define como: “el conjunto de técnicas empleadas para influir en las actitudes y en las conductas ciudadanas en favor de ideas, programas y actuaciones de organismos o personas determinadas que detentan el poder, intentan mantenerlo y consolidarlo, o aspiran a conseguirlo” (Herrera, 2000)
Este se divide en Marketing Gubernamental y Marketing Electoral
 
El primero al servicio de las causas sociales promovidas por organismos públicos o privados; mientras que el segundo al servici