EDITORIAL

EDITORIAL
 
¿Qué pasará de aquí al ’20?
 
La República Dominicana está cambiando. Ignorar eso es pretender vivir de espalda a una realidad que se abre paso a la fuerza.
Hasta hace poco el tema corrupción importaba a muy pocos. Ya no, ya está en las conversaciones y en las redes sociales de muchos. Antes todos sabían que el Presidente de la República sería un peledeísta, un perredeísta o un reformista. Pero a tres años de las próximas elecciones presidenciales es un riesgo hacer esa afirmación. Los políticos tradicionales están en un mal momento. Hay agitación social pacífica. Sin neumáticos encendidos en las calles, sin enfrentamientos entre manifestantes y policías la gente está protestando a través de un movimiento social que está introduciendo cambios. A ese Movimiento Verde hay que ponerle atención. En él convergen gente de todas las clases sociales del país. Intentar disminuirlo poniéndole el sello de “movimiento sedicioso” es un error, porque no lo es. Es un movimiento al que hay que prestarle atención y el que ha puesto a un gran segmento de la población a mencionar “otros nombres” como presidenciables.
En los últimos años, los únicos “presidenciables” eran Leonel, Danilo, Hipólito y Miguel. Ya también entró al juego Abinader y en las últimas semanas han surgido nuevos nombres. El doctor Carlos Peña, de El Gobierno de la Mañana está recorriendo los pueblos  del interior en una pre campaña que admite públicamente. El doctor Ricardo Nieves, del Gobierno de la Tarde es promovido por otros, al igual que el padre Rogelio Cruz.  Milton Morrison también se lanzó.
El catálogo de opciones está creciendo.
¿Qué pasará de aquí al ’20?