CARACTERÍSTICAS ECONÓMICAS DE LA PRIMERA REPÚBLICA

CARACTERÍSTICAS ECONÓMICAS DE LA PRIMERA REPÚBLICA
Por Max Montilla
 
En esta etapa de 17 años había dos “modos de producción”: el capitalista que se asomó como el dominante y el otro llamado por mucho el “colonial” que fue el dominado. El modelo capitalista se basó en la producción manufacturera cuyo objetivo esencial era la exportación, mientras el llamado “colonial” se reducía simplemente al trabajo en el campo.
En resumen, las dos grandes regiones que se divide el país en ese entonces y como lo expresa Juan Isidro Jiménez eran: “el norte -a excepción de la subzona occidental- era el tabacalero, mientras que la región sur era maderero y ganadero” (Jimenez, 1974). Las dos grandes figuras que predominaban en estas actividades y que luego pasarían a ser caudillos y ostentadores del poder eran Santana y Buenaventura Báez.
Cabe destacar que, en el segundo mandato de Báez en el año 1857, su gobierno fue considerado desastroso. Su administración coloco billetes de bancos para la compra de oro y tabaco en el Cibao, dando a cambio un papel moneda sin respaldo. El total de dinero emitido era de 14 millones de pesos a una tasa de 1,000 por onza de oro (Grullon, 2010).
Estas crisis económicas conllevaron a una revolución que estallo el 7 de julio de 1857. Ese mismo día se instauró un gobierno provisional presidido por José Desiderio Valverde. 
El total de dinero emitido era de 14 millones de pesos a una tasa de 1,000 por onza de oro.
 
PARTIDOS POLITICOS EXISTENTES
Hasta este periodo, en la Primera Republica no existían los partidos políticos como lo conocemos en la actualidad, pues como es sabido, el sistema de partidos siempre ha tenido un fin “electoral y parlamentario” y la etapa jurídica en esos momentos estaba en período embrionaria. Tal es el caso que la primera Constitución Republicana se promulgó casi diez meses después de la Independencia, actuando como Jefe Supremo, Santana reunió a la Asamblea Primaria, por lo que en esos momentos no existían partidos políticos, sino “libertades de opiniones y asociaciones de pensamiento”, como lo enfatiza Duverger (Duverger, 1961).
 
REFORMAS CONSTITUCIONALES
 
Las reformas constitucionales se adecuaban al presidente de turno, los cambios hechos a la Ley Sustantiva como hoy la conocemos fueron muchas y de corte liberal o conservadora, todo dependía de quien gobernara. Por ejemplo, el poder que ejercía Santana en ese entonces era dictatorial en grado superlativo y yendo hasta San Cristóbal donde se reunía la Asamblea Nacional con un gran ejercito fieles a él tomó e introdujo el famoso artículo 210 que reza: “Durante la guerra actual y mientras no esté terminada la paz, el presidente puede ordenar libremente el Ejército y Armada, movilizar las guardias nacionales y tomar todas las medidas que crea necesaria u oportuna”.
El Gral. Manuel Jiménez (1848-1849) llegó al poder con ideas claras de libertades y entre sus importantes reformas a la Carta Sustantiva están las amnistías parciales a los trinitarios (Ortiz, 2012).
En el periodo comprendido entre 1849-1853 gobernó Buenaventura Báez, en el cual proponía reformas al sistema financiero, pago al crédito educativo, derogó la pena de muerte, mantuvo efectivas relaciones diplomáticas y reformó la Administración Pública.
En diciembre de 1854, Santana pedía al Congreso que se reuniera para una modificación, aduciendo que la vigente (la del 27 de febrero 1854 donde se había eliminado el artículo 210) hacía difícil la tarea de gobernar y que para “garantizar” mejor la estabilidad del país se efectuaran los cambios (Grullon, 2010).
Esta nueva modificación “pasó” luego de pequeños debates. Es tanto así, que se ajustaba a Santana en su totalidad, como por ejemplo el segundo artículo que decía: “el actual presidente de la Republica ejercerá sus funciones por dos periodos consecutivos de seis años cada uno”(Beras, 1984).
Otra reforma constitucional importante fue la de Moca de 1858, específicamente se firmó el día 19 de febrero y se promulgó el día 21 del mismo mes, pero en Santiago de los Caballeros. Previo a esto el presidente del Consejo Constituyente, Benigno Filomeno Rojas en fecha 1 de diciembre de 1857, convoca dos comisiones para que adopten una nueva reforma a la Constitución, pocos días después se presentaron los proyectos de bases para dicha reforma, uno decía que en el país debía organizarse la forma Federal y el otro en términos de gobiernos centralistas, por votación de 25 a 4 se decidió el centralista.