Hablando Con el Soberano

Democracia moderna
Por Max Montilla
¿Qué se entiende por democracia moderna? Según Heinz Marr, es aquella democracia de tres grados en la cual los ciudadanos individuales, jurídicamente iguales y libres, son pensados en su conjunto como un pueblo soberano que elige según un procedimiento cualquiera lo más igualitario posible, una representación popular legisladora, que a su vez nombra un gobierno, que ejecute las leyes.
Los partidos de representación se vieron obligados por la presión de la manifestación progresiva a cimentar sus comités electorales, en unión de partido con ideas del parlamento liberal. En cambio lo nuevo y propio de los partidos de integración democrática, es que exigen del hombre todo, que no se conforman con una parte, sino que intervienen por principio en todas las esferas de la vida, alcanzable desde la política.
La realidad de los partidos modernos no está determinada exclusivamente por estar o no estar en el poder, sino que hay que ver si es el partido de prebenda o el partido de principios, de seguir una personalidad o de adherirse a un programa de carácter general. El espectáculo de los partidos que luchan por conquistar el poder, no es exclusivamente un truco de los dos partidos principales, sino que se trata de los resultados finales de un sistema de partidos que reflejan un orden relativamente estable.
Los partidos modernos han ampliado su enfoque y su poder en las comunidades políticas, y su carácter y funciones se han transformado en consecuencia, en vez de ser partidos de representación individual.
 
                         
Nuestra sociedad presenta la existencia de partidos de integración social, donde podemos identificar tres etapas principales de esta evolución:
1) Los partidos modernos surgieron a consecuencia de la lucha que la clase media pujante llevó a cabo para liberarse de la cadena de la sociedad feudal.
2) La emancipación del hombre racional de las ataduras del antiguo régimen de su sistema de castas, siendo esta una etapa transitoria donde el individuo en un estado de libertad, inició rápidamente un estado de integración en la nueva sociedad.
3) La crisis de la sociedad moderna.
Podemos decir que los partidos de integración individual son aquellos que poseen una reintegración limitada en la esfera política. En cambio los partidos de integración social son aquellos que exigen a sus seguidores el cumplimiento mucho más mayor que los que existían en los partidos individuales. ¿Ejemplo?: Obligaban a sus miembros a pagar cuota, ya sea mensual, quincenal o semanal.