Home Columnas Una cuota, ¿para qué?

Una cuota, ¿para qué?

SHARE
Una cuota, ¿para qué?
Por Max Montilla
 
Pido disculpas a mis lectores, porque según la cronología de lo que voy escribiendo, en el último párrafo les dejo un adelanto de mi próximo artículo, pero como soy lo que escribo y escribo lo que pienso, no quise dejar pasar por alto esto que pienso acerca de las cuotas en la juventud y las mujeres.
He visto en los últimos días, noticias sobre una cuota para los jóvenes y las mujeres de los partidos políticos. Algunos de los que defienden la cuota juvenil, son esos mismos jóvenes, frutos de otros caudillos políticos que por tener tanto tiempo en el partido hoy “ceden” sus posiciones políticas a sus propios hijos o nietos.
Pero ¿por qué no creo en las cuotas? Porque las mismas, son discriminatoria, es una especie de tomar las cosas fáciles, por el camino más sencillo, que, por falta de responsabilidad de quienes dirigen nuestros partidos del sistema, mismos que han secuestrados las posiciones de dirigencias en las instancias de los partidos políticos, y no es que tenga gerontofobia, quienes me conocen saben que digo las cosas de frente, y si usted es un joven o mujer capacitado, hágalo por sus méritos, no por una cuota que, al fin y al cabo, será un favor que le deberás a aquella “persona que abogó” por ti para que fuese incluido en la “famosa cuota”.
Ejemplos hay de sobras, ¿quiénes hoy dirigen los partidos políticos fueron incluidos por cuotas? Claro que no, y seguro encontraré un lector que dirá, “esos eran otros tiempos”, pero, esos tiempos eran más convulsos que los de ahora.
Da mucha risa ver que algunos que hoy defienden las cuotas de la juventud, fueron los mismo que estuvieron delante de los dirigentes de su propio partido abogando por ellos mismos, parece que se les olvidaron sus compañeros de partidos de la juventud, desde los regidores jóvenes hasta los senadores, pero no, hubo amarres y listas por debajo, para que quien hoy defiende esa cuota estén sentados en curules que no le corresponden.
Quieren una cuota para la juventud o las mujeres, pero ¿se tiene el dato de cuánto representan esos grupos dentro de los partidos, de manera real? No un número inventado, sino un dato concreto, en base a ese número, es que usted inicia las negociaciones con la sociedad y con los partidos a lo interno.
Recuerdo el año 2010, octubre, para ser exacto, en el Congreso José Francisco Peña Gómez, un grupo de jóvenes osados, hicimos la propuesta en lo que era en ese entonces el PRD, para que se carnetizaran los jóvenes de nuestro partido y se hiciera una especie de censo en la juventud, aún seguimos esperando ese censo y estamos en un partido “moderno”, y seguimos pidiendo cuotas, por lo menos seamos sinceros primero con nosotros, antes de presentar semejante esperpento ante la sociedad.
Antes de poner o tratar de poner orden en la casa de otro, primero, pongamos orden en la nuestra. Empecemos por lo interno y en base a eso presentemos una verdadera ley, entendiendo que la juventud es más del 34% y las mujeres son el 50,19%, no sigamos cayendo en el juego de hacer ley por lo que escuchamos o haciéndonos los graciosos con los otros. Hagamos valer nuestros derechos, no importa quien se interponga y no solo lo digo para lo interno de mi partido, sino para los otros partidos del sistema.
Los presidentes de las juventudes de los diversos partidos, siéntense y hagan un verdadero censo, no para apoyarse entre sí para futuras elecciones, háganlo pensando más en la sociedad que en ustedes mismos.
Una pregunta dejo para que sea respondida, ¿algunos de los que buscan esa cuota lo hacen por el bien del sistema o por ayudar a amigos íntimos con los cuales hicieron acuerdos previos?
El tiempo se encargará de responderla con la verdad. 
Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY