Hablemos de sororidad

Hablemos de sororidad
Por Max Montilla
 
Les confieso que el término, de primera impresión me pareció raro, pero como en República Dominicana se ha puesto de moda, decidí investigar que era la sororidad.
EL concepto sororidad es un término derivado del latín sóror, que significa hermana. Sororidad es un término utilizado para referirse a la hermandad entre mujeres con respecto a las cuestiones sociales de género.
Se introdujo por primera vez en la década del 70 en México, por la antropóloga Marcela Lagares, quien es la máxima exponente de este término y lo define en uno de sus ensayos como el “apoyo mutuo de las mujeres para lograr el poderío de todas”.  Pero hay estudios que confirman que el movimiento se creó primero en Estados Unidos de Norteamérica por la escritora y activista Kate Millet
En los últimos años, las mujeres en países machista como el nuestro han empezado a levantar la voz por mejores situaciones sociales, económicas y políticas, a través de alianzas entre ellas mismas, creando así lo que se llama “empoderamiento del género femenino”, una palabra más suave que el concepto “liberación femenina”.
Pero según investigaciones de Nélida Padilla, psicóloga y educadora sexual de la Facultad de Estudios Superiores de la UNAM, expresa que aun entre las mismas mujeres se agreden con palabras hostiles, que no es solo las agresiones machistas de los hombres, es decir, que las mujeres son las primeras que deberían defenderse entre ellas mismas y no lo hacen, por falta de conocimiento, primero de sus derechos y luego de la información correcta.
En nuestro país existe el Ministerio de la Mujer, el despacho de la Primera Dama y en la actualidad ocupa la segunda posición al mando una vicepresidenta y no he escuchado ninguna campaña como esta en las redes sociales de ninguno de los tres organismos estatales.
¿Deben venir desde fuera a decirnos lo que debemos hacer? Iniciemos nosotros primero, por el término de sororidad, hombre, a ti te hablo, no permitas que delante de nosotros, sea usted varón o hembra, se hable mal de una mujer, se le atribuyan “motes” o chistes machistas por su voluptuosidad en senos o glúteos, todas las mujeres tienen capacidad, unas más desarrolladas que otras, pero todas tienen, más bien, conviértete en defensor de esa mujer, no importando qué piensen de ti, recuerda, vienes de una mujer, tienes hermanas, en mi caso 4 hijas y una esposa. No me gustaría que alguna de ellas fueran víctimas de abuso verbal por parte de otro hombre o mujer.
¡Iniciemos el cambio nosotros, por una mejor sociedad, una sociedad donde este concepto no sea raro para nosotros los hombres y las mujeres puedan entenderlo!