La sangre corrió en México el sábado y el domingo, en un solo día mataron 52

Por Francisco Robles

El violento fin de semana vivido en México tuvo su epílogo la madrugada del domingo durante dos enfrentamientos que dejaron una veintena de muertos.

Si el sábado fue Chihuahua la zona más afectada, con casi 30 fallecidos, el día siguiente fue igual de sangriento pero en puntos muy distintos: Baja California Sur, Guerrero y Colima.

En el primero de ellos, en Baja California Sur, murieron siete presuntos delincuentes en dos enfrentamientos con elementos de la Secretaría de Marina.

Eran siete presuntos sicarios los muertos en San José del Cabo, informó la Procuraduría de Baja California Sur.

Según información oficial, la noche del sábado se escucharon detonaciones de arma de fuego en la colonia Costa Dorada, por lo que los marinos acudieron al lugar.

Los uniformados vieron a tres hombres con chalecos tácticos y armas largas, a bordo de una camioneta Toyota con placas de California (Estados Unidos), mientras que otros cuatro hombres, también armados, esperaban en otro vehículo.

En ese momento, los elementos de la Marina les marcaron el alto, pero los tripulantes de ambas camionetas intentaron escapar en dirección a Cabo San Lucas, iniciándose la persecución. Desde el primer vehículo dispararon contra los elementos, quienes repelieron la agresión y lograron que el conductor perdiera el control de la camioneta hasta que se impactó contra una guarnición; dos de los agresores volvieron a abrir fuego y durante el enfrentamiento dos hombres fueron abatidos y otro fue trasladado en estado crítico al hospital, donde falleció más tarde.

La segunda camioneta se dirigió a la colonia Santa Rosa donde se impactó sobre una barda de concreto. Los cuatro tripulantes se bajaron del vehículo y dispararon en contra de los elementos comenzando un tiroteo en el que fueron abatidos.

A la violencia de la joya turística del Pacífico se suma lo sucedido la madrugada del domingo en Guerrero.

MAS MUERTOS

Al menos diez personas murieron en dos confusos enfrentamientos entre civiles armados, policías comunitarios y miembros de las fuerzas de seguridad, en la localidad de Cacahuatepec, ubicada a 35 kilómetros de la turística Acapulco.

Según el diario local ‘La Jornada’, dos policías comunitarios y seis civiles murieron en un primer tiroteo durante las fiestas celebradas en el municipio. Los policías comunitarios denunciaron que fueron provocados por personas vinculadas con empresarios gravilleros. Posteriormente, los policías comunitarios protagonizaron otro tiroteo, esta vez con las fuerzas de seguridad enviadas a la zona y que exigían la entrega de dos cuerpos de agentes muertos en enfrentamientos. En este suceso fallecieron otros dos policías comunitarios.

Unos 30 policías comunitarios (CRAC), autorizados por las autoridades para operar en la localidad, han sido arrestados durante la operación, señala la agencia Reuters.

Por otra parte, seis personas murieron tiroteadas en la localidad de Tecomán, ubicada en el estado de Colima (oeste). Según las primeras informaciones, las víctimas se encontraban reunidas cuando un grupo de personas irrumpió en el local y abrió fuego contra ellas. La Procuraduría de Colima ha indicado que se ha lanzado una operación en la zona para intentar localizar y detener a los responsables del suceso, según el diario local Excelsior. La cadena Milenio Televisión añadía al macabro recuento del fin de semana otros tres tiroteados en Zacatecas.

La ola de enfrentamientos entre células del crimen organizado dejó más de 50 muertos el sábado en varios estados en la lucha de facciones criminales por el control de Chihuahua.