Principios (3ra parte final)

 Palabras de Vida

Por el pastor Cristian Coronado 

Principios

(3ra parte final)

¿Cómo se consigue la revelación? ¡Yo necesito revelación!

La revelación se consigue cuando amos los principios porque a la medida que yo obedezco se me va revelando el plan para el cual estoy instalado en la tierra. El Eterno le dijo a Josué “todo lo que tus pies están pisándote es tuyo, nadie te va a hacer frente, voy a levantar tu nombre, serás recordado por generaciones, como este con Moisés estaré con Tigo, pero que este libro de la ley no se aparte de tu boca “¿Qué es lo que el Eterno está diciendo? Que mientras tú obedeces este libro (la Biblia) El te va revelando el plan.

Mateo 6: 33 “ Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os come añadidas”.

Es importante decirle a usted que esto es un principio y los principios son inmutables, imperecederos, incorruptibles, porque son eternos, osea, que no está lo que dice personas que dejan en la tierra y ya pasó, lo sabe pero el principio sigue activo, sigue siendo el mismo y el mismo siendo por los siglos de los siglos.

Busquen el reino de Dios por encima de todo lo demás, lleven una vida justa y El les dará todo lo que necesiten. Por eso Pedro dijo “¿a dónde iremos si de tí estamos recibiendo claves eternas de éxitos?” Mira, el Eterno rompe con toda realidad en tu presente. Si usted no se siente bien en el trabajo que está vállase, pero no critique, no señale y no se alinee a los deslenguados. Usted es una gente de principios. El que camina en principios anda en luz, no tiene temor de malas noticias porque los principios inevitablemente desatan resultados. Porque nosotros tenemos a Cristo en nuestro corazón no guardamos mandamientos, no obedecemos principios con la mentalidad mundana de recibir algo, sino que lo hacemos como adoración a nuestro Dios.

Jesús dijo “el que me ama que guarde el mandamiento”  ¿de qué valen 7 días de ayuno cuando yo maltrato a mi mujer. Pedro dijo “si no te alineas con la mujer la oración no va a pasar del techo”. Así que tú que estás orando por algo, si le estás hablando mal a tu mujer, la estás maltratando verbalmente, le estás diciendo loca, estás maldiciendo con tus palabras de desaprobación, porque maldición no es decir “te maldigo”, eso es lo más simple, cuando alguien te desaprueba y ye dice “tú no das para eso”, te está maldiciendo. Porque la palabra maldición encierra la idea de todo lo contrario a lo que Dios ya dijo que tú puedes lograr. Así que deja de orar, ponte de acuerdo con ella, alíneate, entonces ve y ora que la oración va a  subir como un buscapié para arriba, no hay quien lo pare, porque son principios.

Por eso a nosotros se nos habla de sembrar y de cosechar, eso no es solamente dinero y semillas de habichuelas, eso es todo, porque Hachén le habló a la tierra y la tierra produjo animales y produjo plantas, porque Hachén procuró que en esa fuente haya algo que responda a la Palabra. Tú no puedes orar por algo que no hayas puesto. Te voy a decir algo que le va a romper la mente a mucha gente: siempre habrá una atmósfera de impureza rodeando a aquellas personas que quieren todo gratis.

Yo no me voy a ir más lejos, en los barrancones donde vive mi madre, yo fui testigo siendo niño, eso no me lo contó nadie, cuando Balaguer, creo que fue Balaguer no sé, que hizo esos edificios, yo ví gene que vendió el apartamento y se quedó en la casita de cartón, de yagua, porque a esa gente le daban comida y ellos decían “si salimos de aquí no va a venir la comida”, estaban rodeados de una atmósfera de impureza, de mediocridad y de pobreza, porque todo lo quieren gratis en la vida y el que es así está rodeado de una atmósfera  sucia.

¿Qué es una atmósfera de impureza?

 Una atmósfera de impureza es todo ambiente donde Dios no puede penetrar, porque Dios no habita templo sucio. Cuando la atmósfera está impura, Dios no estará ahí. Entonces cuando queremos todo gratis estamos rodeados de una atmósfera de impureza.

Pedro preguntó “¿a dónde iremos?” Jesús dijo “busca por encima de todo lo demás el reino”. Lleve una vida justa y El  le dará todo lo que necesite.

Mateo 5: 20: “ Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos”.

Jesús le dijo a sus discípulos “hasta que tu justicia no sea mayor que la de los escribas y los fariseos jamás entrarán a participar al reino de los cielos”. Porque los escribas y los fariseos eran líderes religiosos en el templo terrenal de Cristo, que su experiencia espiritual estaba fundamentada en sus propios esfuerzos, ellos tenían muchas reglas, muchas regulaciones muchas tradiciones que gobernaban cada área de su vida, pero no eran justos, no caminaban en justicia, porque el reino tiene un fundamento. 

¿Cómo se establece el reino? 

El reino se establece sobre la vida de hombres y mujeres que viven una vida justa en el justo Jesús. El reino de los cielos reposa sobre el fundamento de hombres y mujeres justos que viven vida justa.

2da Timoteo 2:19: “ Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello: conoce el Señor a los que son suyos; y apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo”.

Ustedes saben que cuando se habla de fundamento se habla de principios. Dios no anda a la ciega, El conoce los que son suyos. Tú no eres una casualidad genética, tú eres profecía cumpliéndose, todo está debidamente calculado, usted tiene que saber cómo responde y lo que busca, sabe que te conectará al reino, sabes cómo tu conciencia se abre al reino. ¿Sabes cuál es la clave? la obediencia, eso es lo que te va a mandar la revelación y te va a mandar la información del próximo nivel.

Se lo demuestro: dicen que José estaba con su papá y sus hermanos estaban fuera y Jacob le dijo “ve a ver cómo están tus hermanos?” A José le pasó todo lo que le pasó, pero no pudieron matarlo por dos razones: 1) Había un pacto eterno, había un proyecto.

2) Estaba bajo obediencia.

Es un principio, David mató un Goliat por varias razones: porque él estaba bajo obediencia y Isaí le dijo “prepara estos quesos y ve cómo tus hermanos”.

Cuando José iba en el camino se cortó el pelo y se le preguntó qué había visto a mis hermanos? y él dijo “tú escuché que fueron a dotar”, osea, un extraño te dará la información que necesitas cuando tú y tú bajo obediencia. Son principios.