Difteria: ¿para alarmarse?

Difteria: ¿para alarmarse?

Por Max Montilla

montillamax@gmail.com

Hace varias semanas el tema ha ocupado gran parte de los titulares de noticias.

Y es el caso de la difteria. Dicen los informes médicos que se trata de un niño haitiano, que entró por la frontera con su madre, para recibir ayuda en suelo dominicano. Debe verse como normal en los países que comparten fronteras con otros más pobres, sin embargo, llama la atención de como las autoridades dominicanas encontraron tan fácil el “chivo expiatorio”, cuando en ocasiones, por no decir en la mayoría de las veces, los indocumentados entran por la frontera sin ningún problema y más aun, las autoridades dominicanas ni siquiera saben dónde están.

La difteria estaba controlada en el país y en los últimos días hemos visto como las autoridades médicas nos hablan de que no es un brote, otras que no es una epidemia y otras tienden a minimizarlo, pero, han hecho un llamado a la ciudadanía de que asistan a los centros médicos a vacunarse contra la enfermedad.

Si en el país existiera una verdadera política publica en materia de salud para la prevención de enfermedades, la cosa hubiese sido otra.

En algunos puestos médicos, las vacunas se han agotado, mientras que la población hace larga filas en las afueras de los recintos médicos, pero, hace varios dias el doctor Zacarías Garib, quien es el Director de Epidemiologia del país, dijo que “Hay más de dos millones de dosis para la difteria y esta también viene en varias presentaciones. Tenemos un millón 600 mil vacunas de DT para niños de siete años, 500 mil dosis de DPT para menores de siete años y 300 mil de Pentavalente para niños menores de un año”, según declaraciones a un periódico de circulación nacional el día 29 de marzo.

Tal y como se había dicho, las vacunas eran suficientes para la población y hoy no hay vacunas para la gran demanda. ¿Qué pasó con la información? ¿Se dio de manera apresurada para hacerse el gracioso o no se contaba con la información específica? ¿Contamos o no con las vacunas necesarias para la población dominicana que sobrepasa los 12 millones de habitantes, incluyendo a los inmigrantes?

Si queremos controlar de manera real la difteria, lo que debemos hacer es una campaña nacional de vacunación, llevada por el Ministerio de Salud Pública, casa por casa, para así abarcar mejor a la población.

Les dejo con esta pregunta que fue el encabezado de mi artículo: Difteria: ¿para alarmarse? Esperemos que no.