Esteban Loaiza sale de cárcel y seguirá con arresto domiciliario

El exlanzador mexicano de Grandes Ligas, Esteban Loaiza, dejó la prisión federal donde se encontraba recluido, luego de una juez le concedió seguir su proceso bajo arresto domiciliario.

Loaiza dejó la cárcel por la mañana del viernes y regresó a una audiencia que se celebró después de medio dia, acompañado de sus padres, hermano, hijo y su pareja sentimental.

El tijuanense había estado en custodia en una cárcel de la Corte Superior de San Diego desde que el pasado 9 de febrero la policía encontró en su casa de Imperial Beach California 20 kilogramos de cocaína pura, base de heroína, además de un compartimiento en su auto que, aseguran, tenía como finalidad esconder contrabando de drogas.

Janice Deaton, abogada defensora de Loaiza, no quiso dar detalles sobre el proceso, y solo mostró sentirse contenta por su defendido, quien tendrá un grillete electrónico y deberá respetar las reglas de la libertad condicional.

”No tengo comentarios sobre el caso ni puedo hablar, pero estoy muy contenta por mi cliente”, dijo Deaton a la prensa presente.

En su carrera profesional, Loaiza jugó en Grandes Ligas de 1995 a 2008 para ocho equipos diferentes. En el 2003 terminó segundo lugar en la votación del trofeo Cy Young. Dos veces fue llamado al Juego de Estrellas. Sus 126 triunfos representan la segunda mayor marca para cualquier lanzador mexicano en la gran carpa.

El expelotero se negó a hablar con la prensa y solo intercambio algunas palabras con su abogada.

Loaiza permanecerá bajo arresto domiciliario y deberá presentarse en la corte para su siguiente audiencia el proximo 13 de julio.

El pasado 24 de abril, un juez federal aceptócomo fianza un inmueble en Texas donde reside su hijo y su expareja.

Durante una audiencia de apelación, dado que, en primera instancia, una juez federal había negado la petición del mexicano de tomar la propiedad para cubrir la fianza de 200.000 dólares, el juez de distrito Anthony Battaglia escuchó los argumentos de ambas partes y, finalmente, aceptó el pedido de la defensa.