Putin aboga por mayor integración entre países de UEE durante cumbre en Sochi

Los países miembros de la Unión Económica Eurasiática (UEE), integrada por Rusia, Armenia, Bielorrusia, Kazajistán y Kirguizistán, deben profundizar más su integración, declaró este lunes el líder ruso, Vladímir Putin, durante una cumbre del bloque en la ciudad rusa de Sochi.

“Es importante seguir desarrollando los procesos de integración”, dijo Putin en su intervención.

Según el presidente de Rusia, país que ejerce este año la presidencia rotatoria de la UEE, existen “buenas oportunidades” para que los miembros de la alianza estrechen su cooperación en ámbitos como la “energía atómica y renovable, ecología, medicina, espacio, turismo, deporte”.

“La presidencia rusa busca fortalecer nuestra unión, dar un impulso adicional al acercamiento de las economías de los cinco países y, lo que es más importante, contribuir al desarrollo integral de nuestros Estados”, afirmó.

Entre las prioridades del bloque, Putin destacó además el aumento de los esfuerzos para la creación de mercados comunes de bienes y servicios, así como el desarrollo de los lazos comerciales y de inversión.

Asimismo, consideró importante proseguir con el acercamiento de las políticas financieras y crediticias de los integrantes de la unión.

La cumbre de UEE en Sochi, es la primera reunión de los líderes del bloque integrado por cinco países exsoviéticos este año.

Antes de empezar la cumbre, Putin sostuvo en Sochi sendas reuniones con los dirigentes de Armenia, Bielorrusia, Kazajistán y Kirguizistán para abordar las relaciones bilaterales.

Durante su primera reunión con el nuevo primer ministro de Armenia, Nikol Pashinián, Putin reafirmó el compromiso de Moscú de seguir fomentando la cooperación con Ereván.

Por su parte, Pashinián, quien llegó al poder en Armenia tras encabezar durante semanas las mayores protestas antigubernamentales en la historia de ese país, destacó la “importancia estratégica” de las relaciones con Rusia y se mostró dispuesto a “dar un impulso” a los contactos bilaterales.

A su vez, el presidente kazajo, Nursultán Nazarbáev, aseguró que su país y Rusia siempre trabajarán juntos para “avanzar en todas las direcciones”.

Putin, por su parte, destacó que Astaná para Moscú no es solamente un “aliado estratégico” sino también “uno de los socios más estrechos”.