UE condena la violencia en Nicaragua y pide estándares de conducta policial

La Unión Europea (UE) condenó este miércoles la “violencia permanente” en Nicaragua y exigió al gobierno de ese país que imponga estándares de conducta a las fuerzas policiales y disuelva los “grupos violentos”.

La UE recordó que al menos veinte personas fueron asesinadas la pasada semana durante las marchas pacíficas en Nicaragua y expresó sus condolencias a las víctimas en un comunicado del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE).

“La violencia permanente en el país y el excesivo uso de la fuerza por la Policía y por la multitud rebelde es inaceptable”, dice la nota, que añade que estos ataques “vulneran los derechos básicos de las personas” y dificultan las “condiciones pacíficas de diálogo”.

En tal sentido, hace hincapié en que el Gobierno debe imponer “estándares de conducta y prácticas aceptadas internacionalmente” en las fuerzas policiales y disolver los “grupos violentos”.

Por otra parte, indica que tiene que haber una “investigación supervisada a nivel internacional” de los actos violentos y que se debe producir un seguimiento del acuerdo alcanzado entre la Organización de los Estados Americanos, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el gobierno del país respecto a la investigación de la violencia.

“La Unión Europea continúa apoyando un diálogo global sobre la justicia y la democracia como salida de la crisis actual y como medio para entregar las aspiraciones legítimas democráticas al pueblo nicaragüense”, concluye el comunicado.

La CIDH calculó en 127 el número de personas que han muerto en Nicaragua desde que el 18 de abril se iniciaran las protestas contra el presidente, Daniel Ortega, y su mujer y vicepresidenta, Rosario Murillo, por las reformas fallidas en materia de seguridad social.