Home Nacionales Vídeo: VINICITO CASTILLO: Ese no es Duarte…

Vídeo: VINICITO CASTILLO: Ese no es Duarte…

SHARE

SANTO DOMINGO, RD.- El tema del busto develizado el pasado domingo 15, de Juan Pablo Duarte, en un acto solemne encabezado por el Presidente de la República en el perímetro de la Plaza de la Bandera, a iniciativa de las Fuerzas Armadas, no es un tema nimio ni banal como algunos han querido plantear. Se trata de un tema de Estado de gran importancia que se corresponde a la preservación de la memoria e imagen histórica del fundador de la República.
OIGA AUDIOVÍDEO AQUÍ…

¡Ese no es Juan Pablo Duarte! Y no podemos los dominicanos que amamos nuestra patria quedarnos callados. La Ley 127-01 en su Artículo 2 es muy clara y precisa prohibiendo de manera taxativa que alguien o ninguna institución pueda realizar un busto de Juan Pablo Duarte para exhibirlo en una plaza pública sin que de manera previa haya sido formalmente autorizado por el Instituto Duartiano.

Se juega con la ignorancia de nuestro pueblo y se plantea que de lo que se trata es un tema de “interpretación libre”, “artística”, de los escultores basados en los retratos existentes de Juan Pablo Duarte.

Se le oculta deliberadamente al país que, precisamente la Ley 127- 01, se creó para preservar la imagen del patricio y le dio al Instituto Duartiano el honroso y solemne mandato de ser la institución que apruebe o no bustos con la imagen de Juan Pablo Duarte.

Me ha sido en lo personal muy triste ver el descalabro del Instituto Duartiano en este sensible tema, después de certificar públicamente que no fue consultado, no ha cumplido su mandato legal de actuar en consecuencia conforme a su ordenamiento jurídico. El Instituto Duartiano debió de fijar una posición enérgica, fuerte y valerosa sobre el busto con el rostro falso de Duarte, como él, desde la dimensión en que se encuentre, lo hubiera esperado, sin titubeos ni posiciones dubitativas.

Es igualmente lamentable que nuestro amigo, el Presidente de las Efemérides Patrias, haya planteado que de lo que se trata es de una “interpretación subjetiva” de algunas personas acerca de si el busto falso tiene rasgos de Juan Pablo Duarte y que el mismo fuera basado en un retrato de 1873, 3 años antes de morir.

No hay ningún dominicano que pueda pasar por la Plaza de la Bandera y observar lo que se hizo, que no se indigne, ya no sólo porque no se parece a Juan Pablo Duarte, sino porque distorsiona sus rasgos, su cabello sembrado de algo que se asimila a racimos de plátano, rostro feo y envejecido. No podemos aceptar como pueblo ese busto.

En ninguno de mis pronunciamientos en las redes sociales y en los medios de comunicación sobre el busto he politizado el tema, ni he planteado que el rostro del busto se parece al del Presidente de la República, Danilo Medina. Estoy convencido en lo personal que el Presidente no tuvo nada que ver con su creación y es casi seguro que no vio de antemano la estatua que iba a develizar.

Tampoco regateo ni cuestiono que la intención de los mandos militares en mandar a hacer el busto de los Padres de la Patria no fuera loable y patriótica. Pero, lamentablemente, nuestros queridos amigos de las Fuerzas Armadas cometieron un error en no enmendarle la plana con tiempo al escultor autor de la obra, que ha causado gran indignación al pueblo dominicano.

Todas las encuestas que se han hecho demuestran que el pueblo dominicano está molesto e inconforme con el busto de rostro falso de Juan Pablo Duarte.

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY