Home Columnas ¿Qué nos pasó?

¿Qué nos pasó?

SHARE

Por Max Montilla

montillamax@gmail.com

República Dominicana era un país tranquilo, los asesinatos eran cosas que consternaban a la población cuando se leía en un periódico o en una notica de “boca en boca” sobre algún asesinato o atraco.

Los datos desalentadores de que la delincuencia en nuestro país es el mayor de los problemas ya no nos enfría el corazón. Una estadística dice que en los últimos 12 años y tres meses, han sido asesinadas un total de 26 mil 760 personas, según el listín diario de fecha del 25 de julio, del 2017.  La OMS (Organización Mundial de Salud), nos desalienta más, cuando nos sitúa entre los países con mayor tasa de homicidios. Estas son las estadísticas del año 2017:

Los diez países con las tasas más altas de homicidios en el mundo están en Latinoamérica y el Caribe. En el peor puesto se sitúa Honduras, con 85,7  homicidios por cada 100.000 habitantes, seguido de El Salvador (63,2), Venezuela (51,7), Colombia (48,8), Belice (37,2), Guatemala (36,2), Jamaica (35,2), Trinidad y Tobago (32,8), Brasil (30,5) y República Dominicana (30,2).

Los feminicidios no eran comunes, los asesinatos no estaban a la orden del día, los atracos eran casi inimaginable, pero la pregunta que me hago es ¿qué nos pasó? ¿Dónde quedó la capacidad de quedarnos perplejos ante una notica devastadora?

Ya, en los periódicos, en las noticas televisadas y por la radio, es cosa común escuchar que: “mataron a tiros a una persona, que hombre le quita la vida a su mujer y luego él se suicida, que atracan un negocio o una persona, que mataron a tal o cual por un parqueo”. Nos estamos volviendo inhumanos, nos estamos haciendo inmune al dolor ajeno y al propio.

¿Qué nos pasó? Decidimos alejarnos tanto de Dios, que nos volvimos dependientes de nosotros mismos, olvidamos el mandamiento de “no matarás”, o tal vez, nos estamos haciendo los charlatanes frente a los problemas reales de nuestra sociedad, y usted no grita, y Dios les guarde, a menos que sea un familiar o cercano suyo.

República Dominicana ha dejado de ser un país tranquilo, tal vez es como el mundo lo es ahora: un sitio donde lo que vende es el morbo y la sangre, donde las noticias para ser más vistas, deben contener el video o la foto de la persona con los signos de violencia palpables.

Pero, esto está dicho en La Biblia hace mucho tiempo por el maestro Jesús, en Mateo 24 habla y da ejemplo de esto, pero aun no salgo del asombro, de que como sociedad, no entiendo  ¿qué nos pasó?  ¿Dónde nos deshumanizamos, en qué parte del camino dejamos de ser recíprocos con nuestros vecinos para convertirnos en lo que hoy somos?

Espero que giremos hacia el buen camino, antes que se nos haga muy tarde para devolvernos.

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY