Home Salud La dieta de los hombres afecta a la salud de sus futuros...

La dieta de los hombres afecta a la salud de sus futuros hijos

SHARE

Desde hace unos años se sabe muy bien que la dieta alimenticia de la mujer es fundamental, puesto que no solo influye en su fertilidad, sino también en el estado de salud de sus futuros hijos. No en vano, la ciencia se ha preocupado por estudiar y analizar los hábitos y las propuestas nutricionales que las mujeres deben llevar a cabo para lograr dicho objetivo. Y ha demostrado que el mantenimiento de hábitos insanos, como fumar, ingerir alcohol, abusar de la cafeína o llevar una dieta pobre de nutrientes (sobre todo en ácido fólico y vitaminas vegetales) son factores que contribuyen a disminuir la calidad de vida de la mujer, que influyen en su capacidad de concebir y además afectan a la salud de la futura descendencia.

Más proteínas, más salud

Pues bien, no solo la dieta materna ejerce una influencia directa en la salud de los futuros pequeños, sino también la paterna. Esta es la conclusión que pone sobre la mesa una nueva investigación realizada por investigadores de las facultades de Medicina y Biociencias de la Universidad de Nottingham (Reino Unido). Dicha investigación revela que una dieta deficiente en proteína por parte del padre afecta de manera directa a la calidad del esperma, lo que, en consecuencia, puede tener un impacto directo en la salud de sus futuros hijos.

El estudio se llevó a cabo con ratones machos, a los que alimentaron con una dietade mala calidad y muy pobre en proteínas. Como consecuencia de dicha alimentación, dichos roedores tuvieron una descendencia con síntomas de diabetes de tipo 2, con sobrepeso y con una expresión reducida de los genes encargados de regular el metabolismo de la grasa.

Una dieta pobre en proteína por parte del padre afecta de manera directa a la calidad del esperma

Asimismo, durante el estudio, los científicos pudieron constatar que los roedores mal alimentados producían espermatozoides con menor cantidad de marcas químicasen su ADN, los cuales regulan la expresión genética, que a los que alimentaron con una dieta normal, sana, variada y equilibrada. También comprobaron que el plasma seminal (fluido que ejerce de sistema de transporte de los espermatozoides y del mantenimiento de su protección) suprimía las respuestas inmunitarias e inflamatorias en el útero materno, esenciales para el desarrollo de un embarazo saludable.

Por tanto, según manifiestan los responsables de dicho estudio, “es importante reconocer que los espermatozoides contribuyen más que la mitad de los genes que componen un niño. El estudio muestra que la composición del plasma seminal puede alterarse con la dieta del padre y que esto también puede influir en el bienestar de la descendencia”.

Dieta sana, hijos sanos

Asimismo, ya se han publicado diversos estudios que demuestran que los hombres que tienen sobrepeso, padecen diabetes de tipo 2 o si fuman excesivamente generan espermatozoides de peor calidad. Sin embargo, aún se necesitan más investigaciones para concluir si dichos factores intervienen a largo plazo en la salud de sus futuros hijos.

Este estudio, dirigido por el Dr. Adam Watkins, también aborda esta cuestión, pues “se entiende bien que lo que come una madre durante el embarazo puede afectar el desarrollo y la salud de su hijo. Por lo tanto, hay mucha información disponible para las mujeres que desean embarazarse sobre la importancia de un estilo de vida saludable y buenas opciones dietéticas, tanto para su propia salud como para la de su hijo. Curiosamente, poco o ningún consejo está disponible para el padre. Nuestra investigación con ratones muestra que en el momento de la concepción, la dieta y el bienestar del padre influye en el crecimiento a largo plazo y en la salud metabólica de su descendencia. Nuestro estudio no solo identifica qué impacto tiene una dieta paterna deficiente en la salud de su descendencia, sino que también comienza a descubrir cómo se establecen estos efectos “.

Información, la clave

No obstante, este estudio no es el único que aborda la importancia que comporta la alimentación paterna en la salud de su futura descendencia. Otro estudio, llevado a cabo por la Universidad de McGill (Canadá), revela que la existencia de bajos niveles de vitamina B9 o folatos (se encuentra principalmente en las hortalizas de hoja verde, carnes, frutas o cereales) en el padre afecta a la salud de sus futuros hijos. Concluyeron que los hombres que presentaban deficiencia de esta vitamina tenían descendencia con defectos de nacimiento. De hecho, “había un incremento del 30% de los defectos congénitos en la descendencia de los padres cuyos niveles de folatos fueron insuficientes”.

Por tanto, dichos estudios dejan clara la importancia que tiene la dieta paterna, la cual debe ser variada, completa y exenta de hábitos nocivos para la salud de la futura descendencia. Al igual que las mujeres, es aconsejable que cuiden lo que ingieren, pues también son los cuidadores de las generaciones que están por venir.

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY