Home chispazo ¿América Latina podrá ganar la lucha contra el crimen?

¿América Latina podrá ganar la lucha contra el crimen?

SHARE

Por Max Montilla

montillamax@gmail.com

El mundo está pasando por momentos de convulsión, tanto en el tema de corrupción, impunidad, robo delito y junto a ellos, el crimen.

En América Latina y parte del Caribe existe la incertidumbre en referencia a garantizar la vida de los ciudadanos, ya que la cifra ronda a una tasa de 24 por cada 100 mil habitantes, la cual es 4 veces mayor que la del mundo, y gastamos más del 5.4% de nuestros presupuestos en seguridad ciudadana.

Según el presupuesto del 2018, en el primer semestre de este año, el 13.1% del gasto total se destinó a servicios económicos, donde se reflejan inversiones en generación eléctrica y en obras viales. Los servicios generales, donde se sitúan los programas de seguridad ciudadana, justicia y orden público, representaron el 18.2% del gasto. En el caso de los intereses de la deuda pública, estos alcanzaron el 22.1% del gasto del período, y, finalmente, la protección del medio ambiente alcanzó el 0.4 por ciento.

Para el 2019, el presupuesto establece entre sus medidas fortalecer la seguridad ciudadana mediante la ampliación de la cobertura del Sistema de Emergencias 9-1-1, pero solo con esta medida no es suficiente.

En lo presupuestado para el 2019 solo la asistencia y prevención para la Seguridad Ciudadana es de 946.4, para el 2020 997.2, para el 2021 1,074.7 y para el 2022 1,168.3, respectivamente. De igual manera para la reducción de crímenes y delitos que afectan la seguridad ciudadana será de 70.0 en 2019, 72.2 para 2020, 80.6 para 2021 y 93.1 para el 2022. Cabe destacar que son proyecciones hechas en conjunto con el Ministerio de Interior y Policía de nuestro país.

Volviendo a los países de América Latina y el Caribe, los delitos según estudios están concentrados de la siguiente manera: Los estudios muestran que aproximadamente el 50% de los delitos en las ciudades de América Latina se producen entre sólo el 3% y el 7,5% de los segmentos de calles. Los delitos también son cometidos por un porcentaje muy pequeño de la población y ocurren sobre todo entre personas que manifiestan determinadas conductas, entre ellas el consumo excesivo de alcohol, la posesión de armas de fuego y la asociación con pandillas.

Para eficientizar a nuestras unidades policiales la aplicación de recursos de la policía a unidades geográficas pequeñas donde los delitos ocurren mayoritariamente. Los estudios muestran que la vigilancia policial de puntos calientes tiende a tener efectos significativos en la lucha contra el crimen, con un retorno de más de $US 5 por cada dólar invertido.

Esa efectividad la han puesto de moda las fuerzas policiales de América del Norte, Gran Bretaña, Australia y Nueva Zelanda. Sin embargo, aparte de un programa sumamente exitoso en las ciudades de Uruguay, que ha disminuido los robos violentos en un 22% en las zonas focalizadas, la gran mayoría de los países en la región parece haber ignorado por completo la estrategia. En su lugar, han vuelto a los viejos métodos, y prefieren políticas más tradicionales, reactivas y mucho menos exitosas, según un estudio hecho por el BID, en su espacio “Sin Miedo”. Aquí les dejo el link para que lo vean: https://blogs.iadb.org/sinmiedos/2018/05/10/reducir-el-delito-urbano-uruguay/

¿Como podemos prevenir estos delitos y tratar de bajar la alta tasa de delitos en AL? Aquí les dejo un listado de cómo podría hacerse:

1.      La educación infantil temprana,

2.      los programas de formación parental y de retención escolar pueden tener importantes efectos secundarios en la prevención de delitos si están bien diseñados y focalizados para ese fin

3.      crear Tribunales de Tratamiento de Drogas. Este método se ha puesto en evidencia en los EE. UU, lo que permite a decenas de miles de personas buscar un tratamiento contra la droga supervisado judicialmente en lugar de ir a la cárcel.

4.      El método citado anteriormente se ha puesto de manifiesto en Chile, donde los tribunales han sido implementados como una política nacional desde 2011. La mayoría de las experiencias en penas alternativas han sido muy limitadas.

Un dato escalofriante es que en América Latina y el Caribe, donde actualmente se pierden 140.000 vidas al año y se destina el 3,5% del PIB a la lucha contra el crimen, está sufriendo terriblemente de su epidemia de delitos. Eso significa que hay que actuar inteligentemente contra el crimen. Más inversión pública puede ayudar, pero sólo si se asigna a políticas más eficientes y efectivas se logrará derrotar a este flagelo.

Para finalizar este escrito, me quedo con la pregunta del titular: ¿América Latina podrá ganar la lucha contra el crimen? ¿Podemos hacerlo? Claro que sí, solo falta voluntad política de quienes nos gobiernan.

Hasta un próximo, Hablando con el Soberano. 

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY