Home Columnas ¿A Quién beneficia la  creación de empleos en las ciudades:  los hombres...

¿A Quién beneficia la  creación de empleos en las ciudades:  los hombres o a las mujeres? (2 de 2)

SHARE
Por Max Montilla
Continuando con el artículo de la semana anterior, cabe destacar, si hay barreras institucionales o físicas para la expansión de los barrios marginales, los nuevos trabajadores buscarán ubicarse en viviendas formales en otros lugares de la ciudad.
Esto a su vez, provocará la subida de los costos de viviendas locales-a veces desproporcionadamente-perjudicando el bienestar de los residentes locales. Si bien los migrantes tendrán mejores oportunidades económicas que en sus lugares de origen, la población local —con la excepción de los propietarios de viviendas— perderá.
¿Puede el género influir en la migración? En un estudio realizado bajo el título de: “Mercados laborales segmentados por género y los efectos de las crisis locales de demanda” o “Gender-Segmented Labor Markets and the Effects of Local Demand Shocks”, aquí les dejo el link: https://publications.iadb.org/es/publicacion/13021/gender segmented-labor-markets-and-effects-local-demand-shocks
Dado que los hogares tienden a migrar siguiendo las oportunidades de empleo de los hombres más que de las mujeres, es probable que el desarrollo local siga tendencias distintas dependiendo de si la creación de trabajos favorece al empleo masculino o femenino. El análisis del título anterior, nos muestra que, aparentemente no relacionada con el desarrollo económico de una ciudad, puede jugar un rol importante en determinar quiénes se benefician de las políticas locales de desarrollo económico.
El citado estudio destaca que crecieron a tasas distintas a lo largo de los años noventa y la década del 2000. Para medir cómo la creación local de empleos favoreció a los hombres o a las mujeres, utilicé diferencias de género en el empleo de diferentes industrias en esas localidades. Esto reveló patrones claros y consistentes.
El crecimiento de las industrias que normalmente contratan a hombres, como la construcción, el transporte, las refinerías de petróleo y otras, provocó aumentos importantes tanto en la migración hacia la ciudad como en los alquileres de viviendas, en la medida en que los hombres migrantes traían a sus familias a ubicarse en la ciudad. Sin embargo, este no fue el caso del crecimiento en industrias que normalmente contratan a mujeres, como las de confección de textiles y confección de ropa.
De hecho, mientras que un aumento de un 1% en la demanda de trabajo masculino llevó a un aumento de un 0,76% de la población local durante la década del 2000 y de un 0,63% en los alquileres locales durante las dos décadas estudiadas, el mismo aumento en la demanda de trabajo femenino tuvo como resultado sólo un aumento del 0,09% de la población urbana y un aumento de 0,01% en los alquileres.
En otras palabras, la creación de empleos para los hombres estimuló la migración urbana e hizo a las ciudades más caras.
Mientras tanto, crecimientos en demanda laboral femenina fueron satisfechos principalmente por la población local, sin generar presión en los mercados de vivienda ni afectar negativamente la economía de las familias ya asentadas en la ciudad.
Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY