Home Tecnología Cuba legaliza las redes wifi privadas

Cuba legaliza las redes wifi privadas

SHARE

Las redes de datos privadas serán a partir de julio legales en Cuba, una medida que en la práctica regulariza la enorme trama de interconexiones que funcionaba desde hace años y que elimina otra de las prohibiciones más propias de la Guerra Fría que han regido por décadas la vida en la isla.

La Gaceta Oficial publicó este miércoles las nuevas regulaciones, que entran en vigor el 29 de julio y dan, a partir de esa fecha, dos meses para que los administradores de redes que hasta ahora funcionaban al margen de la normativa legalicen su situación.

Con esta medida, el Gobierno quiere “ordenar las redes privadas de datos y los sistemas inalámbricos de alta velocidad en las frecuencias de 2,4 Ghz y 5 Ghz”, dijo el director de Regulaciones del Mincom, Wilfredo López, citado hoy por varios medios estatales.

La creación de redes de datos estará autorizada tanto para personas naturales como jurídicas con el fin de “contribuir a la informatización de la sociedad, el bienestar de los ciudadanos, la soberanía del país y la prevención contra efectos nocivos de radiaciones no ionizantes”, explicó el funcionario.

Pero más allá, la decisión supone que las autoridades reconozcan y traten de poner orden en una realidad imperante en la isla, donde pese a las severas restricciones al acceso a internet vigentes hasta hace poco, los cubanos buscaron la forma de conectarse entre ellos y con el mundo.

Empleando el ingenio y equipos introducidos ilegalmente en el país, en los últimos años jóvenes de la isla fueron entretejiendo una invisible red de conexiones que de barrio a barrio abarca toda la isla y que se ha usado especialmente para jugar en línea y compartir contenidos.

Precisamente la otra gran novedad, junto con la autorización de redes alámbricas e inalámbricas, es que se permitirá la importación de esos equipos de transmisión de datos hasta ahora vetados, de los que los más difundidos son los enrutadores (router) o módem inalámbricos y las “estaciones nano” que sirven para amplificar una señal de conexión wifi.

Cientos de estos dispositivos ya estaban funcionando en Cuba, donde la gente los emplea para captar desde sus casas la señal del servicio wifi estatal que desde 2015 comenzó a funcionar en espacios públicos y así no tener que conectarse a la intemperie.

El Mincom avanzó que publicará próximamente una lista de los dispositivos homologados que podrán entrar al país y para los cuales será necesario obtener una licencia de importación, si bien el trámite podrá hacerse por internet desde dentro o fuera de Cuba.

Los dispositivos también se pondrán a la venta en la red de comercios estatales.

El monopolio estatal de las comunicaciones Etecsa seguirá siendo el único proveedor legal de acceso a internet en el país, que por el momento no parece dispuesto a abrir este sector a la inversión extranjera, como sí ha ocurrido en muchas otras áreas económicas.

En la web oficial Cubadebate, la noticia sobre la legalización de las redes y los equipos acumula numerosos comentarios de internautas, la mayoría de ellos para opinar que “ya era hora” o que se trata de “un paso adelante”, aunque también hay quienes expresan dudas sobre el alcance de transmisión de los dispositivos permitidos.

Según la información publicada este miércoles, se concederán licencias de operación de redes exteriores de datos privadas para las personas naturales, quienes las podrán usar en las frecuencias de la banda de 2400 Mhz a 2483.5 Mhz, y de la banda de 5725 Mhz a 5850 Mhz.

Cuando se trate de redes sin fines de lucro y ubicadas dentro de una vivienda, no será necesario tener licencia.

La isla, hasta hace poco uno de los países más desconectados del mundo, desarrolla a pasos acelerados un proceso de informatización que en los últimos dos años ha incluido la autorización del acceso a internet desde los hogares y la habilitación del servicio 3G en los teléfonos móviles.

Aunque las primeras zonas wifi públicas abrieron en 2015, la llegada al poder hace un año de Miguel Díaz-Canel, ingeniero electrónico de formación, ha dado un perceptible empujón a ese proceso, con el que el mandatario también ha insistido en potenciar la administración electrónica y el uso de las nuevas tecnologías.

El sucesor de Raúl Castro se convirtió también, hace unos meses, en el primer presidente cubano con cuenta de Twitter, una red a la que posteriormente se han ido incorporando todos los ministros del Ejecutivo, altos funcionarios e instituciones estatales.

Los avances de los últimos meses contrastan con la reticencia inicial de la “vieja guardia” del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC, único legal), cuyos dirigentes más ortodoxos se opusieron durante años a la apertura de internet en el país al considerarlo una herramienta de “penetración ideológica” del “enemigo imperialista”.

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY