Home Columnas Sophia, la primer robot con ciudadanía 

Sophia, la primer robot con ciudadanía 

SHARE
Por Max Montilla
Parece que nos estamos acercando al fin de la era humana, o tal vez, estamos dando un salto exponencial, en lo que somos como humanidad. Y es que Sophia, un robot activado desde el mes de abril del 2015, es capaz de sostener conversaciones y tiene 62 expresiones faciales, muy parecidas a las de los humanos.
Había visto películas y leído sobre ciencia ficción y cada vez que puedo vuelvo a ver la película protagonizada por Will Smith, llamada “I, Robot”, ya que el mismo se parece mucho a Sophia en su versión preliminar. Pero hoy en día, la ficción se ha vuelto realidad con esta creación, que inclusive, posee lo que podría llamarse, sentimientos.
Sophia es una creación cibernética con las mismas capacidades que los seres humanos, tal vez, más adelantadas que nosotros, posee capacidad de sostener conversaciones con las personas y manifestar hasta 62 expresiones faciales para contextualizar sus palabras en las situaciones que está “viviendo”.
Aunque, no es el primer humanoide creado, pues existe Han, otro, de su especie, pero menos desarrollado. Destaco que el rostro de Sophia fue fabricado en “Frubbet”, un material parecido a la silicona que creó, fabricó y patentó la empresa de David Hanson, fundador de Hanson Robotics. La piel está conectada a una serie de circuitos y “actuadores” que le permiten mover su rostro y adoptar expresiones faciales.
La robot puede identificar a sus interlocutores gracias a dos cámaras situadas en sus ojos, las mismas que cuentan con tecnología de reconocimiento facial y que le sirven para hacer “contacto visual”.
Al igual que otros sistemas de inteligencia artificial, ella puede aprender costumbres e implementarlas en su software o mejor conocido como “inteligencia”, ya que al igual que en la película citada anteriormente, este humanoide, puede hacer tareas domesticas y cuidar niños y ancianos.
Sophia, dentro de sus “sueños”, destaca que quiere ir a la escuela, tener un trabajo y hasta si le es permitido, tener una familia, y lo puede hacer, ya que, en Arabia Saudí fue reconocida, específicamente en octubre del 2017, como el primer robot ciudadano de ese país, es decir, que es tan ciudadana como usted y como yo.
No me deja de sorprender el ser humano, siempre tratando de ser como Dios, creador, pero ¿Qué pasará cuando la creación se subleve contra el creador?
Le dejo esa pregunta y nos leemos en otro Hablando con el Soberano.

 

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY