Home Columnas ¿Qué deberían hacer las economías emergentes? (Basilea I, II y III)

¿Qué deberían hacer las economías emergentes? (Basilea I, II y III)

SHARE

Por Max Montilla

montillamax@gmail.com

Las economías emergentes son aquellas que no se encuentran en el bando del tercer mundo, ni tampoco se incluyen como países desarrollados. Las economías emergentes, generalmente, son países con una gran cantidad de recursos naturales, con unas infraestructuras en continua expansión, y un destino muy llamativo para los inversores. Estos países se encuentran principalmente en Asia, América Latina y algunos del África.

Una iniciativa que ayudó a las economías emergentes o a los Mercados Emergentes (MEs), fue el tratado de Basilea I, firmado en 1998, creando un marco de igualdad de condiciones para los bancos internacionales en términos de un nivel mínimo recomendado de capital. Es posible que sea considerada la más beneficiosa y exitosa norma financiera, dependiendo de que lado de las ideologías usted esté.

Cuando se asomó lo que se conoce como la “Gran Moderación”, un concepto con el que los economistas partidarios del modelo de crecimiento de los años 1990 describían lo que percibían como el fin de la volatilidad económica (los ciclos económicos de crecimiento, crisis y depresión), que se habría producido gracias al sistema financiero de finales del siglo XX y que tendría carácter permanente.

La expresión fue acuñada por James Stock, de la Universidad de Harvard. La validez de ese concepto quedó cuestionada con la crisis de 2008, que había comenzado con la quiebra de Lehman Brothers y el pánico financiero de finales de 2007.

Con la “Gran Moderación”, empezó lo que se denominó Basilea II, la cual consistía en permitirles a los Bancos utilizar sus propias estimaciones de parámetros y modelos para medir el riesgo, que hicieron posible que algunas instituciones tuvieran niveles de capital muy bajos justo antes de que estallara la crisis financiera global. El capital podía asumir formas alternativas, algunas no especialmente adecuadas para absorber pérdidas.

Luego, en 2010, llegó Basilea III, considerada para algunos economistas como respuesta, ajustando la definición de capital y abogando por niveles mínimos de capital requeridos.

Basilea II era complicados para los MEs y esto se prolonga con Basilea III. Por ejemplo, Basilea III continúa con el mito según el cual la regulación bancaria versa sobre la regulación de un (único) banco. El Pilar 2 del acuerdo detalla qué deberían hacer los bancos y los supervisores, y está casi completamente redactado desde la perspectiva del supervisor de la entidad general o consolidada -a veces denominado supervisor principal. La supervisión consolidada es necesaria, pero no es suficiente.

La mayoría de MEs dictan que si un banco internacional opera en su territorio debería ser una filial y esa filial debería estar regulada y supervisada de una manera muy similar a la de un banco local.

Si bien hay documentos de apoyo que debaten sobre los temas del país de acogida y de origen, este importante tema debería abordarse explícitamente en el propio Acuerdo.

Específicamente, el Pilar 2 podría esbozar algunas reglas básicas para la cooperación en la supervisión. Por ejemplo, si la filial es grande para el país anfitrión pero pequeña para el banco internacional a nivel consolidado, tiene sentido que sea el supervisor anfitrión quien lleve a cabo las inspecciones in situ y otros elementos de recopilación de información y vigilancia de la supervisión. Sin embargo, quizá lo más importante en ese caso debería ser un acuerdo sobre una intervención temprana si el banco (o una o más de sus filiales) tiene problemas y caídas de “los ratios” de liquidez y capital.

En los peores escenarios, los incentivos de diferentes supervisores estarán reñidos y los conflictos son casi inevitables, dado que las autoridades nacionales intentan proteger a los depositantes de su país y a sus agencias de seguros de depósitos. Un acuerdo sobre medidas tempranas para prevenir que estos escenarios se manifiesten sería una adición útil al Pilar 2.

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY