Home Deportes Soto, de Clase-A a estrella de Grandes Ligas en unos meses

Soto, de Clase-A a estrella de Grandes Ligas en unos meses

SHARE

Por David Venn

San Luís.– Por más confianza que tuviera como jugador de liga menor en el sistema de los Nacionales, lo hecho por Juan José Soto era difícil de imaginar cuando el toletero dominicano empezó la temporada del 2018 a nivel de Clase-A a los 19 años
Todos sabemos lo que ocurrió después: Subido debido a lesiones — principalmente la de su compatriota Víctor Robles — y su excelente desempeño en Clase-A, Clase-A Avanzada y Doble-A, Soto llegó al equipo grande de Washington en mayo del año pasado. Desde ese momento, el jardinero ha sido toda una sensación al bate y hasta ha mejorado a la defensa en su segunda temporada.
Lo último que hizo Soto para maravillar a todos fue su actuación de dos empujadas el miércoles en el decisivo Juego 5 de la Serie Divisional de la Liga Nacional contra los Dodgers, partido en el que dio el jonrón para empatar el encuentro en el octavo inning frente al zurdo Clayton Kershaw. Después, los capitalinos ganarían en entradas extras para procurar la primera victoria en una serie de postemporada de los Nacionales desde que la franquicia se mudó de Montreal a Washington en el 2005.
“Para mí ha sido increíble, todo lo que yo he visto los últimos dos años, lo que he vivido con los fanáticos y todo el mundo, como el trato que me han (brindado)”, dijo Soto al reflexionar sobre el ascenso en su carrera. “Ha sido increíble”.
Los números cuentan una gran parte de la historia. En 266 juegos como ligamayorista, Soto batea .287/.403/.535 (OPS de .937) con 56 cuadrangulares, 187 empujadas y OPS+ de 140. Su habilidad de embasarse, manifestado con porcentaje de más de .400 en cada una de sus dos campañas, demuestra un conocimiento de la zona de strike que va mucho más allá de sus 20 años de edad.
“Para mí, eso ha sido así desde mi primer año en ligas menores”, contó Soto, cuyos Nacionales se preparan para enfrentarse a los Cardenales de San Luis desde el viernes en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional. “Yo le daba swing a todo. El pitcheo que fuera, si la veía bien le tiraba. Pero mis coaches empezaron a decirme, “Hey, tienes que buscar un pitcheo y quedarte en la zona hasta que tengas dos strikes. No importa que te canten los tres y te ponches. Espera tu pitcheo, quédate en la zona y no le tires a pitcheos fuera (de la zona)’.
“Así empezó todo. Empecé a buscar un solo pitcheo, donde creo yo que me lo van a tirar y ahí me quedo. No importa que me tiren curvas y otras cosas, las dejo pasar hasta que tengo dos strikes. Y con dos strikes, haces más grande la zona y tratas de luchar”.
Soto hizo los ajustes necesarios en el 2019 para seguir rindiendo y mejorando. En la campaña regular, bateó .282/.401/.548 con 34 vuelacercas, 110 remolcadas, OPS+ de 138 y WAR de 4.7 (versión Baseball-Reference).

EL “SOTO SHUFFLE”, UN PEQUEÑO ESPECTÁCULO

Desde sus tiempos en liga menor, Soto ha adoptado la costumbre de mover los pies y hacer un “bailecito” en la caja de bateo, mirando al lanzador contrario, cuando deja pasar un lanzamiento bueno para el pitcher pero que es bola mala. El “Soto Shuffle” se ha convertido en parte de su estilo, aunque el dominicano ha aprendido a elegir los momentos indicados para hacerlo.
“Así juego con la mente de los pitchers, porque a veces tienen miedo”, afirmó el oriundo de Santo Domingo, quien terminó segundo en las votaciones para Novato del Año de la Liga Nacional en el 2018. “Lo hago todavía en Grandes Ligas. Lo hago en la situación correcta, porque en esos momentos apretados, todo el mundo está poniendo atención y todo el mundo quiere hacer el trabajo. Si haces (el Shuffle) y te sientes cómodo con eso, con la confianza de hacer el trabajo, es un paso para adelante.
“Eso aumenta mi confianza en el plato”.
El manager Dave Martínez ha visto de cerca el show de Soto en la caja de bateo.
“Eso no es con la intención de hacer quedar mal a nadie, sino que se trata de él preparándose para el próximo pitcheo”, dijo Martínez. “Ése es él. Es un muchacho bien intenso, le encanta batear y le encanta jugar el juego”.

DETRÁS DE UN CAMPEONATO CON LOS CAPITALINOS

En lo que ha sido su primera temporada completa en las Mayores, Soto tiene ahora la oportunidad de ir tras un título de Serie Mundial. En la ronda divisional contra los Dodgers, el jardinero bateó de 18-5 con dos jonrones, cuatro empujadas y tres bases por bolas. Y por supuesto, dio el batazo decisivo para que los Nacionales derrotaran a los Cerveceros en el Juego del Comodín de la Liga Nacional el 1ro de octubre.
“Es increíble”, dijo Soto, cuyo cuadrangular del miércoles frente a Kershaw fue de 446 pies, el más largo de su carrera, “Esto apenas comienza. Vamos por más”.

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY