Home Columnas Lo delató la gorra

Lo delató la gorra

SHARE

Por Max Montilla

montillamax@gmail.com

 

Todos fuimos testigos de que ese lunes 14 de octubre, el ambiente estaba caldeado, los ánimos a su máximo nivel y la tensión crecía con cada segundo que pasaba, el expresidente de la República Dominicana y del partido de gobierno, convocó una manifestación pacífica frente a la Junta Central Electoral. Esa misma junta que fue el árbitro de los comicios del pasado 06 de octubre.

Ahí se le vio imponente, gallardo, cual Leónidas antes de la última batalla de las Termópilas, contra un Jerjes I moderno, reclamando lo que según él alega, fue un fraude electoral, que le robó su triunfo.

Pero, la gorra lo delató, no iba con la gorra del partido que lo llevó tres veces a ser presidente y de donde era presidente hasta su alocución del domingo en la noche. Pero como dice el inicio de este párrafo y el nombre del artículo, la gorra lo delató, llevaba la gorra cuyo nombre bordado se leía claramente: BOSCH, el mismo quien fundó dos partidos y tuvo que abandonar uno de ellos.

Ese Bosch que dejó el PRD porque entendía, en su propias palabras, que: “un partido no es lo que sean sus masas, sino lo que sean sus dirigentes”, y a continuación expresaba: “El estudio detenido del punto nos llevó a la conclusión de que a medida que fueran avanzando las tareas unificadoras se iría profundizando dentro del PRD la lucha de clases, y que esas luchas aparecerían bajo la forma de ataques de los partidarios de lo viejo contra los partidarios de lo nuevo”.

Los años han pasado y hoy el que fue presidente del PLD, anuncia su salida, porque se siente maltratado, humillado por el gobierno que él mismo ayudó a llevar al poder.

La gorra lo delató, sus ideales al igual que el profesor Bosch ya no están alienados al PLD, un PLD que ha venido degradándose a través de los años, donde cada año el país sigue siendo de los punteros en la corrupción, malversación de fondos, coimas entre funcionarios y paternalismos en detrimento de este país.

Confieso que aunque no pertenezco al PLD y que ese Leonel de hoy, fue el mismo que puso su propio Tribunal Electoral, su Junta Central, su pacto de las corbatas azules que hoy seguimos pagando, la gorra lo delató y hoy sigue un camino distinto, de oposición a lo que antes fue su partido, aliado a la mayor fuerza de oposición que existe en el país, el PRM, un PRM, que cada día se ve más cerca de llegar al poder y terminar con un predominio de más de 12 años de manera consecutiva de un PLD que ya cansa,  y que necesita recomponerse como parte del sistema de partidos políticos.

 

Nos leemos en el próximo artículo.

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY