Home Béisbol chiquito BÉISBOL CHIQUITO

BÉISBOL CHIQUITO

SHARE

Por Ramón Cuello

 

En una nueva casa, pero aquí estoy.

¿Cuál ha sido la clave para el excelente registro  que han experimentado los Toros en esta temporada?

El conjunto romanense  perdió 5 partidos al inicio de la temporada 2019-2020 pero luego  lograron una gran actuación, como hace tiempo no se veía.

Y la clave parecería poco creíble, pero sin lugar a equivocarnos fue que no se basaron en peloteros “amarrados” por el beisbol  del circuito de los Estados Unidos. ¿Increíble verdad? Pero es así.

Porque están afianzados en peloteros libres de “fatiga extrema” y de prospectos que “no pueden fallar” o con  tiempo limitado de jugar posición y lanzadores con entradas y pitcheos contados.

Se estructuraron en base a jugadores que no serían llamados por sus organizaciones ni tampoco por los equipos asiáticos.

Es decir, que los de La Romana tuvieron la suerte de contar con un grupo de ese tipo de jugadores que desde el primer día y hasta ahora han estado ahí.

Por eso el line-up ha sido el mismo:  Sosa, Valdespín, Navarro (ahora lesionado), Mateo y unos  importados encabezados por Peter O’briem (el Más Valioso del evento) que siempre han estado presentes.

Otro aporte fue que su dirigente Lino Rivera no sufrió del nerviosismo como algunos de sus colegas que entran en pánico.

También su gerente Raymond Abreu estuvo muy activo. ¡Felicitaciones!

Los Toros han dejado una enseñanza, y es que vale más jugar con peloteros que para muchos son “muertos”, ante que con novatos con el sello de “no pueden fallar”  o jugadores que vienen a experimentar mejoría en la defensa o perfeccionar uno o dos lanzamientos o mejorar algunas lesiones físicas… Eso se acabó y los frutos se están viendo.

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY