Home Columnas HABLANDO CON EL SOBERANO

HABLANDO CON EL SOBERANO

SHARE

“Un voto razonado”

Por Max Montilla

montillamax@gmail.com

Quisiera que todo el que lee este artículo, cuando vaya a hacer su voto lo haga de manera razonada, sin apasionamiento, sin fanatismo, libre, si se puede, de los conceptos que le han creado en los últimos meses del “vota por mí, porque soy de tu partido” y que pueda ejercer su voto, en base a qué le está ofreciendo el candidato, basado en propuesta creíbles, medibles y alcanzables, por el cual usted va a votar.

Por eso la idea del abogado y político canadiense William Lyon Mackenzie King: “Las promesas que hicieron ayer los políticos son los impuestos de hoy”, lo entendí, desde que empecé a ejercer mi voto basado en propuesta que sean creíbles, medibles y alcanzables.

¿Por qué lo digo? Porque en los comicios venideros del domingo 16 de febrero existen muchos candidatos que se están ofertando y en el fondo no tienen una propuesta creíble, medible y alcanzable, solo ostentan una idea adornada con panfletos muy desgarbados y fuera de tiempo.

No importa del partido que sea, puede ser del suyo, pero si usted no se siente convencido y no es pasado por el cedazo que deben pasar todas las propuestas políticas coherentes, entonces no vaya a hacer una fila inútil.

Los jóvenes y los “dinosaurios” políticos han jugado demasiado con las esperanzas de las personas, ofreciendo ideas que ellos mismos saben que no cumplirán. Pero como en campaña se vale todo, y luego de que pasa la campaña y que no les pueden cumplir esas promesas que antes fueron dulce como la miel, mañana se sentirá como la hiel más amarga, puesto que quienes “confiaron” en ellos y no le pudieron “resolver” son los primeros en salir a detractar a esos candidatos.

Mi exhortación en esta y en otras elecciones, y dudo que cambie, es la siguiente:

1.     Vote por propuesta creíbles, medibles y alcanzables. ¿Qué significa esto? Sencillo, creíble, que no te expongan una idea que sabes que no se va a realizar, por ejemplo, “erradicar” y “acabar”, son vocablos que deben salir del prontuario de ideas de los candidatos, porque los problemas sociales, ni se erradican, ni se acaban, más bien, solo se pueden disminuir o contener.

 

2.     Medible, que esa propuesta se pueda cuantificar en los 4 años en el que el funcionario electo ostente el cargo, es decir, que puede ser usada para mostrar los cambios y progresos en un programa hacia el logro de un resultado específico.

 

3.     Alcanzable, que se pueda ejecutar en el cuatrienio que fue electo.

 

La gran mayoría de los candidatos usan esas palabras, rebuscadas, que suenan muy bonitas, pero cuando lo llevas al plano ejecutable no son factibles.

Este domingo 16 de febrero no votes por personas que no puedan demostrarte que sus propuestas son creíbles, medible y alcanzables. La única vez que tienes el destino de tu país en tus manos es cuando ejerces el derecho al voto en las elecciones, haz un voto razonado, sensible y que le aporte a tu comunidad.

Recuerde, vivimos de falsas promesas, porque no abrimos los ojos.

Nos leemos en otro artículo, los espero la semana que viene, Dios mediante.

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY