Home Columnas HABLANDO CON EL SOBERANO

HABLANDO CON EL SOBERANO

SHARE

“Como quieran, cuando quieran y donde quiera”

Por Max Montilla

montillamax@gmail.com

 

Dicen que “agua pasada no mueve molino”, según reza el refranero popular, pero sí nos puede evitar un fracaso mayor para las próximas elecciones a celebrarse el 15 de marzo del año en curso.

Los grandes protagonistas del fallo en las elecciones municipales del pasado domingo 16 de febrero fueron los equipos para el voto automático, mismos que “debían hacer el proceso más rápido”, lo cual no resultó.

Hasta el 16 de febrero la Junta Central Electoral tenía un presupuesto para gastar en las municipales de RD$4,062 millones, aparte de los RD$3,330 millones que asignó a los partidos políticos para hacer campaña.

¿Se perdió ese dinero invertido, se echó en un zafacón sin fondo como los scanner de Roberto Rosario, quien hoy se presenta como si nada ha pasado? ¿Qué se hará con esas máquinas que nunca funcionaron? ¿Por qué el 72% de los fiscales electorales no respondieron las llamadas y el 28% restante que tomaron las llamadas, y las contestadas fueron atendidas por oficiales militares, secretarias o personal de oficina según dice Participación Ciudadana? Son algunas de las interrogantes que tengo como ciudadano que aportó con sus impuestos para estas elecciones y alguien debe de responder.

El fallo a nivel nacional del voto automatizado se pudo evitar si le hubieran hecho caso al candidato presidencial de la Fuerza del Pueblo, el Dr. Leonel Fernández Reyna, cuando el 26 de noviembre del año pasado expresó tácitamente que: “La Fuerza del pueblo y todos los partidos que representa expresamos nuestra total, absoluta y completa oposición al uso del sistema de voto automatizado en las próximas elecciones municipales”. Hoy nos quedamos con la frase, “Leonel tenía razón en relación al voto automatizado”.

Termino este corto artículo, porque ya se han escrito ríos de tintas refiriéndose a esta hecatombe electoral en todo el sentido de la palabra, con la declaración de la candidata a alcaldesa Carolina Mejía, que dio inicio a este escrito: “como quieran, cuando quieran y donde quiera” consigna que se ha convertido entre los simpatizantes del PRM y muchos peledeístas que están  de acuerdo en que esta declaración se ha convertido en el   grito de batalla para las próximas elecciones, no solo las municipales, a celebrarse en marzo, sino en las presidenciales del año en curso.

Para un pueblo que se hartó de tantas mentiras y robo generalizado, el día 15 de marzo se concluirá lo que inició el pasado 16 de febrero, un cambio de gobierno por el bien de la gran mayoría de los dominicanos.

Recuerden: “como quieran, cuando quieran y donde quiera”, se defenderá el voto por el cambio, “de que se van, se van” y la posposición de las elecciones pasadas impulsará a los electores a levantarse más temprano a votar.

 

Nos leemos en un próximo artículo, hasta la próxima.

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY