Home Columnas PULSO CIUDADANO

PULSO CIUDADANO

SHARE

Crisis de la Democracia de América en la República Dominicana

Por: Sabala Ricardo Yen
sabala95@outlook.com

En la actualidad es muy común el uso de la palabra crisis, se habla
de crisis económica, crisis de valores, crisis en la familia, crisis en la
representación política, crisis de liderazgos, en fin, parece que el
mundo no sale de una situación adversa por lo que vamos de crisis
en crisis.
En el año de 1964 el Profesor Juan Bosch quien había ejercido el
poder durante un período efímero de apenas siete meses (1963) y
que se propuso realizar reformas estructurales en el seno de la
sociedad dominicana, publicó un libro titulado “Crisis de la
Democracia de América en la República Dominicana”.

Esta publicación del libro antes citado obedece a un ejercicio y
esfuerzo intelectual de este estadista dominicano para poner de
manifiesto y a la vista de todos los grandes las debilidades de la
sociedad dominicana cuyo desarrollo ha sido obstaculizado por
fuerzas opuestas a su progreso. Bosch indica que la democracia
como tal, es un régimen político que es sostenible en el tiempo
debido a la voluntad de todos los sectores sociales y de los
individuos que forman parte de la sociedad y en consecuencia,
tienen deberes y responsabilidades ciudadanas que cumplir.

Extrapolando esas reflexiones del Profesor a la actualidad,
América Latina hoy por hoy padece de una crisis en la democracia y
la República Dominicana no se queda atrás.

Después de la suspensión de las elecciones municipales del pasado
domingo 16 de febrero la indignación de la gente aumentó
estrepitosamente y jóvenes inicialmente de clase media empezaron
a manifestarse de manera pacífica frente a la Junta Central
Electoral para exigir una explicación del “tollo de elecciones” que
ellos no pudieron gerenciar haciendo oídos sordos a diferentes
sectores sobre las fallas de la modalidad del voto automatizado,
ante esa negativa, la movilización ciudadana en la Plaza de la
Bandera acaparó la atención de la opinión pública nacional e
internacional que prontamente se hicieron eco de los reclamos de
los jóvenes.

Todo ello ha hecho que la Junta Central Electoral tenga un discurso
más diáfano, en el oficialismo el discurso avasallante ha bajado la
ola llamando al dialogo, por otro lado, el Consejo Nacional de la
Empresa Privada (CONEP) que en un principio se mantenía muy
tímida para fijar una posición sobre la suspensión de las elecciones
municipales pero ante el impacto de esas movilizaciones que no
solo se está llevando a cabo frente a la JCE sino en distintos lugares
del territorio ha llamado al liderazgo político a la concertación, los
señores del CONEP saben que si no hay paz social el clima de
inversiones desciende y que un estallido social en estos momentos
significaría grandes pérdidas astronómicas.

La juventud dio muestra de gallardía, de que no es un actor pasivo
de la historia y que con ellos hay que contar porque constituyen
una base social de apoyo determinante para los venideros comicios
electorales, la juventud se comportó a la altura del momento o
como diría el pensador martiniqués, Frantz Fanon:

“Cada generación dentro de su relativa opacidad, tiene que
descubrir su misión, cumplirla o traicionarla”.

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY