Home Columnas HABLANDO CON EL SOBERANO

HABLANDO CON EL SOBERANO

SHARE

Extra, extra: se busca

“Fiscal Electoral”

Por Max Montilla

montillamax@gmail.com

 

Como si se tratara de un anuncio en un periódico de circulación diaria para llenar una vacante, el título de esta columna es: se busca un fiscal electoral.

Cabe destacar que han pasado cincuenta y ocho años desde que en el 1962 fueron celebradas las primeras elecciones después de la caída de la dictadura trujillista, y, en todo ese tiempo, en nuestro país nadie ha sido condenado por la comisión de un delito electoral. NADIE, ni gobierno, ni funcionarios gubernamentales, ni de oposición.

Los grandes violadores de estas disposiciones son el gobierno de turno, ese PLD que lleva más de 12 años de manera ininterrumpida y de la noche a la mañana usted los ve en el Consejo Económico y Social, presentando propuestas y dando muestra de “civismo”, y valen las comillas, por no decir CINISMO.

¿Qué es un fiscal General y cuál es su importancia?

Tal y como sostiene la Enciclopedia Electoral ACE: “En la mayoría de los países, el fiscal es un empleado del gobierno o un funcionario elegido. (Si se elige al fiscal, podría ser inherentemente más susceptible a la opinión pública e incluso al contexto político de los casos). El fiscal tiene discrecionalidad considerable para determinar qué casos enjuiciar, de manera que su abuso podría provocar dudas acerca de la integridad del proceso para el cumplimiento de la ley”.

Enfatizo que en la Ley Orgánica de Régimen Electoral No. 15-19, no aparece la figura del Fiscal Electoral, pero sí el articulo 289 y siguiente, que establece la Procuraduría Especializada y los crímenes y delitos incurridos en las elecciones.

Su importancia se reviste en los siguientes puntos:

1) tiene rango constitucional; 2) es constitucionalmente independiente, autónomo, con presupuesto y administración propia y se desenvuelve en una jurisdicción penal electoral especial; y, 3) el Fiscal Electoral es nombrado por el Poder Ejecutivo, sujeto a la aprobación del Poder Legislativo. Destaco que esto es en Panamá, que tienen varios años con esta figura.

 

UN POCO DE HISTORIA RECIENTE PARA ENTENDER EL POR QUE NECEISITAMOS UN FICAL ELECTORAL

 

El año pasado se clasificó a nuestro país en el puesto número 25 en transgresiones electorales, según el “The Electoral Integrity Project”, de las universidades de Sydney y de Harvard, solo por encima de Venezuela, Honduras, Nicaragua y Haití, respectivamente. Busque como han sido las elecciones en los países citados y las violaciones a las disposiciones electorales en cada uno de ellos y mire donde estamos nosotros.

Una última cosa, ¿de donde sacará el gobierno para pagar al Fiscal Electoral y su personal para ejecutar esta función?

Espero que cuando nos volvamos a leer, tengamos un fiscal independiente, probo y que cumpla con su labor de sancionar los delitos y a quienes incurran en ello, sin importar el cargo gubernamental o no.

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY