Home Columnas PULSO CIUDADANO

PULSO CIUDADANO

SHARE

Carlos Marx: Revolucionario Controversial

Por: Sabala Ricardo Yen

sabala95@outlook.com

 

“El 14  de marzo, a las tres menos cuarto de la tarde, dejó de pensar el más grande pensador de nuestros días. Apenas le dejamos dos minutos solo, y cuando volvimos, le encontramos dormido suavemente en su sillón, pero para siempre”.  De esta forma inició el discurso de Federico Engels en el Cementerio de Highgate en Londres, el 17 de marzo de 1883 a su entrañable e inseparable amigo Karl Marx, quien falleció el 14 de marzo del  mismo año.

¿Pero, quién fue Karl Marx, por qué después de 137 años de fallecido este personaje sigue generando debates acalorados y apasionados en los círculos académicos e intelectuales, cuál fue su legado e impronta a la humanidad?

Karl Marx fue un filósofo, economista, sociólogo y periodista alemán de origen judío que nació el 5 de mayo de 1818 en un pueblo llamado Tréveris, ciudad ubicada al sudoeste de Alemania en el Estado de Renania-Palatinad. En el momento en que este pensador alemán nace, Europa vivía momentos convulsos y de grandes revoluciones, tales como la revolución francesa de 1789, que constituyó el más grande episodio histórico de finales del siglo XVIII. Marx crece en el seno de una familia de judíos de clase media, su padre Herschel Mordechai Marx era un abogado prominente que trabajaba en el Tribunal Supremo de Tréveris, pero con el ascenso de Federico Guillermo IV al poder en Prusia, que debido a las leyes antisemitas prusianas se convirtió al protestantismo luterano un año antes del nacimiento de Marx, esta actitud la asumió por  el deseo de ascender socialmente y su prometedora carrera de derecho y se cambia al nombre a Heinrich Marx.

 

Juventud de Karl Marx

A pesar  de lo magnífico y electrizante que pueda ser un pensador como lo es Marx, no menos cierto es, que tiene un lado humano que muchas veces no se menciona.  Durante su paso por la educación preuniversitaria tuvo excelentes calificaciones y para 1835  por petición de su padre ingresó en octubre de ese año a estudiar Derecho en la Universidad de Bonn. Este centro de educación superior se caracterizaba por tener un germen revolucionario y bohemio. Marx se inclinó al alcohol, incluso llegó a copresidir un grupo de bebedores que se hacían llamar el Club de la Taberna de Tréveris.  Esta actitud obligó al padre de Marx a cambiarlo de recinto universitario y lo mandó para la Universidad de Berlín.

En esta universidad se encuentra con algo que no esperaba, la figura imponente de Friederich Hegel, quien había fallecido en 1833 y se constituyó en el pensador más importante del momento, a tal punto que el que no hablaba ni pensaba en Hegel estaba excluido del debate académico e intelectual de la época.

Por otro lado, Marx incursiona al mundo periodístico de la mano  de uno de sus mentores, Bruno  Bauer  y más tarde por Mosses Hess  en la Gaceta Renana. Es a partir  de ahí que le surge una profunda sensibilidad social y se adentra a otras realidades más allá de auditorios y universidades.

Legado y Enseñanza

La obra de Marx es tan extensa y vasta  que por motivo de su 136 aniversario de fallecimiento  no podía dejar pasar por alto este acontecimiento sin igual.

Para este filósofo y pensador alemán, escribir con la propiedad que le caracterizaba, fue debido a tres fuentes fundamentales: socialismo  utópico francés, filosofía clásica alemana y la economía clásica inglesa, a partir de allí estructuró las ideas más avanzadas que ningún pensador de su tiempo realizó.

Dentro de los aportes podemos destacar la concepción materialista de historia, que sustenta que el motor de la historia es la lucha  de clases, en consecuencia la evolución de la historia dependerá de si y solo  si, de la actividades económicas. De la misma forma desarrolló los conceptos de superestructura e infraestructura, la superestructura no es más que el conjunto de instituciones, políticas, y jurídicas por lo que se encarga de determinar la conciencia social, por otro lado está la infraestructura, no es más que la estructura económica de una sociedad.

El aporte más significativo de Marx fue la publicación de la obra “El Capital”, escrito en 1867, que sostiene que la esencia del capitalismo es la búsqueda  de la ganancia; esta es la razón central que mueve a empresarios. También desarrolla el concepto de plusvalía, trabajo no remunerado del obrero que queda en manos del dueño de los medios de producción, por lo que las ganancias se disparan en la medida que se explote el trabajo del obrero, aunque esta visión no ha perdido vigencia, pero en el siglo XXI se da un fenómeno que no se daba en el siglo XIX y es que con la incorporación de la ciencia y la tecnología a los procesos productivos se puede reducir los costos de producción y aumento exponencial de la ganancia.

 

Finalmente, podemos señalar que Marx asumió una causa, causa que lo inmortaliza en el tiempo, descubrió las leyes que rigen el sistema capitalista de manera científica, a pesar de las grandes dificultades, incluso hasta económicas y familiares legó una rica producción teórica e intelectual al servicio de la humanidad para la liberación de la humanidad. Considero que es imposible estudiar la vida y obra de Marx sin asumir una cultura de la transformación y del cambio social. Por eso aseguró en la lapidaria onceaba tesis de Feuerbach:

Los filósofos no han hecho más que interpretar de diversos modo el mundo, pero de lo que se trata es de transformarlo”.

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY