Home Columnas OBJETIVIDAD Y DERECHO

OBJETIVIDAD Y DERECHO

SHARE

 

El Tribunal Constitucional, un nuevo poder Estado´

´´La efectividad de la constitución garantizada´´

Por Luis Cuevas

Cuevas26rosa@gmail.com

Aunque en estos días solo se habla del coronavirus, es mejor no perder el enfoque y mantener la fe, porque es una amenaza que debe de ser tratada con toda la atención que requiere por parte de las autoridades.

En este día quiero traer un tema muy importante para mantenernos enfocados en el derecho en estos tiempos de  desesperación y temor.               

Quiero hablarles de una institución pública que hace muchos años en sus inicio genero una discusión  inacabada entre dos jurista del siglo XX corto como le llama el profesor Miguel San Ben. Les hablo sobre los juristas Carl Smith y Hans Kelsen, donde se disputaban la interrogante de quién sería el (Guardián de la Constitución). Los que ya conocen los resultados de esa discusión saben cuál fue el jurista que logró dejar un legado a las naciones que tienen el modelo de Estado Social Democrático y de Derecho, donde lo que prima es la supremacía constitucional. Sobre ese punto prometo profundizar en otro artículo para los que no han estudiado la historia de donde nace el Tribunal Constitucional  Dominicano.  

Desde la fundación de la Republica tenemos tres poderes del gobierno como lo establece el artículo 4 de la Constitución, aunque es bueno establecer que esos poderes son conocidos culturalmente como poderes del Estado, pero la Constitución no habla de poderes del Estado, habla sobre poderes del Gobierno, se tendrá que tener muy claro los dos conceptos, qué se entiende por Estado y qué se entiende por Gobierno y esto pudiera abrir un debate interesante.

Pero en lo adelante le llamaremos poderes del Estado, que son el poder ejecutivo, el poder legislativo y el poder judicial, desde la creación del Tribunal Constitucional vemos como la figura de estos poderes se ha relativizado en el sentido de que el Tribunal Constitucional de alguna manera se ha convertido en un nuevo poder del Estado.

Si bien es cierto de que  el Poder Legislativo tiene unas atribuciones específicas como la de ser un legislador positivo,  una fuente formal para dar vida a  legislaciones donde el Poder Ejecutivo de igual manera tiene atribuciones dada por la  Constitución como la de tener iniciativa legislativa y como el Poder Judicial también dispone de una series de atribuciones como la de tener bajo su responsabilidad el control difuso de constitucionalidad, no es menos cierto  que el Tribunal Constitucional tiene la responsabilidad de custodiar todo el accionar de los tres poderes antes mencionados y eso lo trataremos de demostrar en este escrito.

Quiero destacar que es la misma Constitución que establece el poder que tienen las decisiones del Tribunal Constitucional que son vinculantes a todos los órganos del Estado, incluyendo a todos los poderos público, es aquí donde está la importancia de como el Tribunal Constitucional ha entrado al juego como un árbitro que dice cuando los poderes clásicos del Estado se le olvida de que hay un orden constitucional que hay que respetar y que hay un guardián que va a exigir su respecto inmediato.

 En articulos anteriores he plasmado la importancia de tener un órgano que garantice la Constitución, ahora los poderes clásicos del Estado están controlados,  son sobrevolado por el Tribunal Constitucional,  tal es el caso de la acción de inconstitucionalidad contra las leyes, decretos, reglamentos, resoluciones, ordenanzas, en este caso el poder legislativo pudiera producir una ley que trasgreda la Constitución o el Poder Ejecutivo pudiera decretar alguna decisión inconstitucional. Es aquí donde entra el Tribunal Constitucional, que através de los 8 mecanismos constitucionales, todos con características y procedimientos diferentes, pero con un solo norte: garantizar el orden constitucional.

Por ejemplo, cuando el Tribunal Constitucional, ejerciendo el control preventivo de los tratados internacionales, que son suscritos por el Poder Ejecutivo luego de la aprobación hecha por el Poder Legislativo, el Tribunal Constitucional  tiene la responsabilidad de ejercer sobre dicho tratado un control previo de constitucionalidad y lo más importante aquí es que cualquier decisión de los jueces supremos constitucionales respecto a ese tratado, debe de ser cumplida por los poderes clásicos del Estado.

A través de los precedentes constitucionales se impacta directamente el ordenamiento jurídico con sus sentencias que tienen un efecto inter parte, pero con esa sustancia vinculante del precedente desarrollo un efecto erga omnes, interesante saber que el Tribunal Constitucional através de sus doctrinas jurisprudenciales traslada de la jurisprudencia internacional en sus sentencias.

Para fundamentar el norte de este escrito podemos decir que el Tribunal Constitucional controla los tres poderes clásicos del Estado y lo hace de diferentes maneras. Por ejemplo al Poder Ejecutivo le puede dictar obligaciones de hacer a través de los procesos de inconstitucionalidad cuando anula una norma de iniciativa del Ejecutivo al Poder Legislativo lo controla através de los procesos de inconstitucionalidad y con la acción de amparo contra normas legales en última y definitiva instancia, estamos frente a un Tribunal Constitucional con funciones de legislador negativo como fue creado, pero también como un legislador positivo cuando sus decisiones pudieran generar la creación de normas legales.

El Poder Judicial ha tenido que compartir el control difuso con el Tribunal Constitucional, porque un proceso que se inicia en la Suprema Corte de Justicia, termina en el Tribunal Constitucional. Ello quiere decir que la última palabra en materia constitucional la tiene el Tribunal Constitucional. Es decir, en  casi todos los escenarios el Tribunal Constitucional está al mismo nivel que los demás poderes clásicos y en otras materias está por encima de ellos. Eso lo hace merecedor de ser un poder del Estado.

Pudiéramos establecer muchas razones más sobre el porqué el Tribunal Constitucional es un nuevo poder del Estado, aunque innegable es que este escrito pudiera generar un debate interesante y muy profundo. Es por eso que les invito a profundizar en este tema y estudiar la posibilidad de que el Tribunal Constitucional sea un nuevo Poder del Estado.

 

A todos mis lectores que cada viernes se sacan un poco de su tiempo para leer estos escritos, les informó que por razones ajenas a mi voluntad, como lo es el factor tiempo, no estaré publicando todos los viernes, si no será el primer y tercer viernes de cada mes.

 

 

Muchas Gracias. 

Hagan el bien sin mirar a quien.

Un abrazo a todos.

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY