Home Columnas PULSO CIUDADANO

PULSO CIUDADANO

SHARE

Por: Sabala Ricardo Yen

sabala95@outlook.com

 

La pandemia del COVID-19 llegó al mundo de una forma inesperada y en el caso de América Latina en un momento de mucha agitación y convulsión política y, deseos de cambio político. La movilización ciudadana alcanzó su clímax.

Muchos gobiernos estaban en “jaque mate”, tal es el caso del Ecuador, Haití, Chile, Bolivia y República Dominicana, entre otros.

De acuerdo al Panorama global del impacto del COVID-19 en las elecciones de la Fundación Idea Internacional, desde finales de febrero hasta finales de abril, por lo menos 52 países y territorios en todo el mundo tomaron la decisión de posponer las elecciones. De estos 52 países, 10 de Latinoamérica han tenido que recalendarizar sus elecciones nacionales y subnacionales, tales son los casos de Argentina, México, Colombia, Chile, Paraguay, Brasil y por supuesto la República Dominicana. A pesar de este panorama sombrío, en 21 países del mundo se han realizado elecciones y referéndums en los meses de marzo y abril como Japón, Israel, Alemania, Lucerna (Suiza), entre otras.

Estas elecciones se llevaron a cabo con un estricto protocolo sanitario y logístico para evitar un rebrote en el ejercicio al derecho al sufragio.

En esta entrega estaremos haciendo especial énfasis en el perfil del votante dominicano para estas elecciones del 5 de julio. En términos generales el perfil de un votante se determina por características básicas como son: la edad, género, profesión, ocupación, posición social, nivel educativo, religión, etc. En el caso particular dominicano, los rasgos más decisivos son: la edad, género, el nivel académico, la demarcación o provincia del domicilio registrado del elector y la situación laboral. Estos indicadores antes mencionados juegan un rol fundamental debido a que se determina con exactitud quienes son los electores con mayor presencia en los comicios y los resultados.

Voto de la mujer, juventud y estudiantes

En tan solo una década, el padrón electoral del país ha registrado un incremento exponencial de aproximadamente unos dos millones de electores, de forma que, de 1,860, 885 electores, pasando de 5, 369, 064 en 2008 a 7, 340, 868 en 2018 según los últimos informes electorales de septiembre de 2018.

El voto de la mujer será crucial para las elecciones del 5 de julio o 20 de ese mes en una eventual segunda vuelta. Las mujeres superan a los hombres en cantidad de electores registrados para estos comicios. Esto lo denota la participación de éstas en cuatro procesos electorales (2008, 2010, 2012 y 2016, donde aportaron 3,547, 057, lo que representa un 50.83%, o sea, hay que hablar con las mujeres.

Otro sector que fue decisivo en las elecciones de 2016 y que lo serán para julio son los estudiantes que ascienden a 2, 331, 438  de electores, superior a los empleados privados, o sea, también hay que hablar con los estudiantes.

Si vamos a nivel del territorio nacional, 12 provincias determinan quién será presidente por su densidad poblacional. Estas son: Santo Domingo (22.26%), Distrito Nacional (11.52%), Santiago (11.24%), San Cristóbal (5.79), La Vega (4.47%), Puerto Plata (3.47%), Duarte (3.42%),  San Pedro de Macorís (3.06%), Espaillat (2.67%), La Romana (2.54%), San Juan (2.52) y Azua (2.30%).

Estas 12 provincias suman el 75.26% del universo electoral.

Estos datos indican que el voto de la mujer, de los jóvenes y de estas 12 provincias son decisivas para ganar.

 

Votante dominicano en el exterior

 

El votante dominicano en el exterior es suigéneris, los dominicanos en el exterior a través de sus remesas, en el caso de los dominicanos en los Estados Unidos, aportan más de 6, 524 millones de pesos anual, lo que representa el 13.2% del PIB, esto significa que es un sostén de la economía. El voto del exterior no está condicionado a las prácticas del clientelismo político, esos dominicanos no dependen de los partidos políticos, no esperan un empleo, de modo que su voto no está condicionado ni está contaminado, su poder adquisitivo les permite tener una opinión propia y emitirla porque no tienen las limitaciones económicas y sociales que sí tienen las grandes mayorías en el país.

En sectores del oficialismo se apuesta a que los dominicanos en el exterior no puedan ejercer el derecho al voto, se estima que el voto en el exterior es de 595, 879, superior a 10 provincias como Samaná, Bahoruco, Hato Mayor, El Seibo, Dajabón, Santiago Rodríguez, San José de Ocoa, Elías Piña, Independencia y Pedernales.  ¿Qué tanto miedo genera el voto del exterior?

Finalmente debo indicar que para estas elecciones la mujer, los jóvenes, los estudiantes y el voto en el exterior, con estos sectores hay que sentarse en la mesa del diálogo y la negociación y deben sentirse representados en los programas de gobierno de los candidatos presidenciales.

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY