Home Columnas CONFLUENCIA

CONFLUENCIA

SHARE

  El control concentrado, la auténtica garantía de la justicia constitucional

Por: Luis Cuevas

Cuevas26rosa@gmail.com

En esta ocasión quiero tratar un tema que es muy importante para la comunidad jurídica en general  y sobre todo para noveles abogados que apenas inician en el estudio y práctica del derecho. Se trata de la importancia de la doctrina jurisprudencial del Tribunal Constitucional en lo adelante precedentes constitucionales.

En anteriores artículos me he referido de manera puntual a la importancia del Tribunal Constitucional dominicano, puesto que, el mismo constituye un verdadero contrapeso de los poderes clásicos del Estado que están consagrados en nuestra norma suprema en su título I, capítulo I  y puntalmente en el artículo 4 que trata lo relativo a la nación, soberanía y forma de gobierno de nuestra República.

Evidentemente que las decisiones de los jueces supremos constitucionales, representan un control directo a todo el ordenamiento jurídico,  siempre es necesario que los abogados litigantes sigan la línea de decisiones del Tribunal Constitucional, siempre buscando el precedente que se vincula al caso en concreto. Aunque en otra oportunidad trataremos la importancia de conocer la línea jurisprudencial de la Suprema Corte de Justicia, es decir el criterio de los jueces del más alto tribunal del Poder Judicial.

Desde el 15 de junio del año 2011 es cuando entra en funcionamiento el Tribunal Constitucional cuando se promulgó la ley 137-11, ley orgánica del Tribunal Constitucional y de los procedimientos constitucionales,  hasta la fecha, son cientos de sentencias que de alguna manera u otra han logrado contribuir a la solidificación de nuestro modelo de Estado de Derecho y que el abogado está en la obligación de conocer los principales precedentes constitucionales y seguir el criterio de interpretación de los derechos fundamentales.

Nombraré cinco (5) precedentes constitucionales que desde mi óptica son muy importantes y se deben conocer, no son los únicos, ya que existen cientos que comparten la misma importancia, por ejemplo está el precedente constitucional  TC/0119/20. Es muy reciente, del 12 de mayo del 2020, donde fue objeto de un recurso de revisión constitucional de decisión jurisdiccional, la sentencia  núm. 17/18 de la Suprema Corte de Justicia.

En esta decisión el Tribunal Constitucional consideró que en  el mismo momento que un juez en el  caso de la especie,  un juez de primera instancia sea recusado y decida seguir el curso del proceso  sin esperar la decisión de un juez superior (Corte de Apelación), que está decida sobre si acoge o no la recusación,  en ese mismo momento trasgrede fulminantemente los  derechos fundamentales como  el derecho a la tutela judicial efectiva y el derecho a un debido proceso.

El precedente constitucional TC/0009/13 es uno de los primeros que se refiere a la responsabilidad que tienen los tribunales a motivar sus decisiones utilizando un criterio de la Corte Interamericana De Los Derechos Humanos establecido en el (Caso Apitz Barbera y otros c. Venezuela sentencia 05/08 paginas 22-23), cuando sostuvo que, “la motivación es la exteriorización de la justificación razonada que permite llegar a una conclusión”. De igual manera la motivación de la sentencia constituye la fuente de legitimación del juez y su decisión.

El precedente constitucional TC/0063/14, es una decisión muy importante donde el Tribunal Constitucional anuló una decisión de la Suprema Corte de Justicia que lesionó garantías fundamentales del debido proceso, como el que tiene el imputado a  recurrir una decisión con la cual no esté de acuerdo sosteniendo:

”Que el recurso de apelación que se deposita en la oficina de atención permanente  es regular y válido cuando se deposita el día que vence el plazo para recurrir la decisión”.

Es decir, como no se puede cumplir lo que establece el 418 CCP, que es un requisito formal de cómo, cuándo y dónde se debe presentarse el recurso de apelación, porque la secretaría del tribunal que dictó la sentencia está cerrada por pasar de su horario laboral 4:30 pm, entonces la vía legitima para depositar el recurso de apelación es la Oficina de Atención Permanente y con ello garantizarle el derecho a recurrir al procesado.

El precedente constitucional TC/183/14, llega a la jurisdicción de la justicia constitucional através de un recurso de revisión constitucional en materia de amparo, estableciendo claramente la relación complementaria que existe entre “el principio de cosa juzgada y el principio de no bis in ídem que están destinados a salvaguardar a los ciudadano de los excesos del ius puniendi del Estado”.

El precedente constitucional TC/0254/18 que también llega a la justicia constitucional a través de un recurso de revisión en materia de amparo, donde queda establecido todo lo relativo a la legalidad constitucional de los registro de fichas de control, tanto de la Policía Nacional como de otras agencias de investigación delictual-criminal estableciendo que mantener en las bases de datos a personas que no se les abierto un juicio en su contra, es violatorio a los derechos fundamentales. Que son personalísimos como el derecho a la intimidad y al honor personal.

Finalmente, todos estos precedentes constitucionales que solo me limité a comentar de manera sucinta luego de su análisis, son de extrema importancia para los abogados en ejercicios, ya que pueden ser laboratorios para ser analizados y por su efecto vinculante, pueden ser invocados en otros casos que guarden similitud, ya que un motivo para llegar al Tribunal Constitucional es cuando la jurisdicción ordinaria viola un precedente del Tribunal Constitucional entonces es motivo para utilizar la vía del recurso de revisión de decisiones jurisdiccionales.

Los abogados y más los abogados noveles deben de convertirse en colectores de precedentes constitucionales, para estar al día con los lineamientos del que tiene la última palabra en materia constitucional, que es el supremo, el garante, el guardián de nuestra carta magna lograda a través de sangre y sacrificios de hombres y mujeres valientes que algún día  soñaron en vivir en una República Dominicana donde se garantice la justicia social, la  justicia constitucional.

 Hagan el bien sin mirar a quien y acostúmbrese a la covidianidad  y oremos para que todos los dominicanos demostremos un gran sentimiento de responsabilidad en esta reapertura, porque de lo contrario nos…                                                                                            

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY