Home Internacionales En NY aplaude protestas pacíficas contra racismo

En NY aplaude protestas pacíficas contra racismo

SHARE

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, aplaudió este miércoles las protestas “mayoritariamente” pacíficas contra el racismo que se vivieron ayer martes pese a exceder el toque de queda, pero pidió a la gente “quedarse lo máximo posible en casa” para mantener a raya la pandemia del COVID-19 de cara a la reapertura económica de la ciudad.

“Hubo mayoritariamente protestas pacíficas y con la policía respetando. Vimos algunos incidentes en los que la gente decidió hacer algo ilegal o violento alrededor, pero fue escaso. Hubo actos en diferentes distritos e intentos de destrozar propiedades, pero la policía lo abordó rápido”, explicó el alcalde en su rueda de prensa diaria.

“Las áreas que quedaron afectadas en la noche anterior, particularmente el medio Manhattan y una parte del Bronx, no tuvieron ese tipo de actividad”, agregó el regidor en referencia al vandalismo y los saqueos en comercios que dejaron un balance de 700 arrestados la noche del lunes.

Según informó hoy la Policía, los incidentes tras las protestas de ayer martes, que se alargaron después del toque de queda decretado a las 8 de la tarde pero derivaron en pocos disturbios, dejaron 280 detenidos, que el alcalde atribuyó a los “ajustes” en las fuerzas del orden y al esfuerzo de líderes comunitarios y ciudadanos.

ACTUACIÓN POLICIAL

De Blasio felicitó a la Policía de Nueva York por su “contención continuada independientemente de lo que se les dijera o hiciera”, dijo que habría “consecuencias” para aquellos que han tenido malas conductas y atribuyó los incidentes violentos a esfuerzos organizados que “no reflejan la mayoría de los manifestantes”.

El jefe de la Policía, por su parte, explicó que grupos violentos han estado robando ladrillos de lugares de construcción para lanzarlos a los agentes y que muchas de las botellas de agua que lanzan, que parecen inocuas, van llenas de “cemento”, además de que se han lanzado cócteles molotov a sus vehículos.

Por su parte, el alcalde reconoció que “necesitamos reformas de la policía y que la sociedad vea que hay transparecia, que hay disciplina y consecuencias cuando alguien hace algo mal”.

PANDEMIA Y REAPERTURA

“Pese a lo que hemos pasado los últimos días, quiero que la gente se quede en casa lo máximo posible, que la gente practique la distancia social y se cubra la cara. Faltan cinco días para la fase uno, la gente volverá a la economía pero por encima de todo está la salud y la seguridad”, explicó.

El alcalde recordó que el área de la Gran Manzana se prepara para su reapertura el próximo lunes, cuando se permitirá operar a empresas de construcción y manufactureras, lo que atraerá a hasta 400.000 trabajadores a la urbe y devolverá una parte de su público al sistema de metro y autobuses, cuyo uso ha caído hasta un 90 %.

En ese sentido, de Blasio anunció que el metro neoyorquino aumentará su servicio para las horas punta y pondrá a disposición de los viajeros dispensadores de gel hidroalcohólico y cobertores faciales, además de señales para mantener la distancia social y límites de ocupación en vagones.

Mientras continúan los esfuerzos para detectar positivos de coronavirus y rastrear sus contactos, la gran urbe sigue mejorando en sus indicadores y ha registrado su cifra más baja de admitidos en hospitales por COVID-19, mientras que la proporción de contagios respecto al total de testados es del 4 %, todo por debajo de los umbrales máximos para pasar de fase.

“Las cifras han sido buenas consistentemente, pero si vemos que empieza un repunte tomaremos medidas adicionales. Dios no lo quiera, siempre podemos frenar el paso a la siguiente fase o incluso retroceder a la anterior”, advirtió de Blasio sobre el posible efecto de las protestas de estos días.

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY