Home Columnas PULSO CIUDADANO

PULSO CIUDADANO

SHARE

De la sociedad teledirigida a la modernidad líquida

Por: Sabala Ricardo Yen

La capacidad que tienen los medios de comunicación para moldear la opinión de la gente es abismal, pues pueden influir en los comportamientos y la forma de percibir la realidad de los demás, percepciones que son acomodaticias. El reverendo y activista social afroamericano, Malcom X en sus comparecencias en la prensa estadounidense advirtió que “los medios de comunicación tienen la capacidad de hacer inocente al culpable y culpable al inocente”, lo que denota el nivel de influencia que puede generar un medio de comunicación en la visión que construye la ciudadanía de la realidad.

Las bondades que tiene los medios de comunicación al servicio de los valores democráticos son innegables, pero a su vez tiene una serie de desafíos muy permanentes, por un lado, ser promotor del orden social o promover el cambio social:  dos disyuntivas.

El título del artículo obedece a dos nombres de libros de dos famosos intelectuales, por un lado, tenemos al politólogo italiano Giovanni Sartori con su libro “La sociedad teledirigida” y el sociólogo polaco Zygmnunt Bauman con su obra “la modernidad líquida”.

En “La sociedad teledirigida” Sartori realizó un importante aporte al mundo académico y a la humanidad en sentido general, ya que aborda el papel de la televisión en nuestros países.  Su tesis central sostiene que con el surgimiento y evolución de la televisión se produjo el predominio de la imagen sobre la palabra, en consecuencia, la visión analítica queda anulada para dar paso e importancia solo a lo visible, se anula la capacidad reflexión.

En otro orden, en “la modernidad líquida” del sociólogo Polaco Bauman, hay una serie de preocupaciones y perspectivas.  A pesar de lo rígida que pueden ser  las instituciones y las estructuras de la sociedad sin cuestionamientos, etc, en la actualidad los valores que parecían intactos, están en crisis, realidad que ha dado paso a esa modernidad líquida, concepto que acuñó Bauman, la cual define como una figura de cambio constante y transitoriedad. El uso de la palabra “líquida” a lo inestable e inconsistente que pueden ser las relaciones humanas, estamos en presencia de un mundo precario y donde la felicidad de una familia puede radicar en un supermercado…

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY