Home Columnas HABLANDO CON EL SOBERANO

HABLANDO CON EL SOBERANO

SHARE

AFP

¿CONVIENE O NO?

Por Max Montilla

montillamax@gmail.com

 

Hace varias semanas llegó el reclamo de las AFP al Congreso, para que les sean otorgados a los trabajadores el 30% de lo que tienen ahorrado en el fondo de pensiones, para poder paliar un poco las deudas que han visto el incremento en los hogares dominicanos por los efecto de la enfermedad COVI-19. Sin embargo,  esto produjo desde empujones a honorables legisladores, hasta bombazos lacrimógenos en protestas escenificadas en varios municipios del país.

Quiero contestarles con este artículo a cada una de las personas que me han preguntado por este asunto de las AFPs. Y si conviene o no su aprobación. A traves de este artículo, usted tendrá que auto contestarse esa pregunta. Yo solo brindo la información y ya tengo mis respuestas, pero usted es el soberano, respóndase con juicio.

¿De donde sale ese dinero de las AFP?

Es sencillo, el empleador te retiene un 2.87% del salario, lo completa con otro 7.10%, y en total, le entrega a las AFP un 9.97% de lo que ganas (y tú puedes contribuir más, si quieres tener más cuando te retires). Desde el 2003, las AFP han generado casi RD$570,000 millones (54% en aportes directos y 46% generado por las inversiones que se hacen con ese dinero). Hasta el momento, ya sabemos de dónde sale el dinero, pero la próxima pregunta es, ¿Dónde está ese dinero?

Está distribuido más o menos así: 42% en títulos del Banco Central (como certificados de inversión, por ej.), 35% en el Ministerio de Hacienda, 12% en la banca comercial, 6% en fondos de inversiones, y 5% en otras cosas como proyectos inmobiliarios, turismo etc. Si te fijas, todo eso está invertido aquí en el país, y es porque así lo requiere la ley.

La próxima pregunta es más personal ¿Cuándo me dan mi dinero?

Tu pensión te toca cuando te jubiles. Esto puede ser cuando tengas 60 años y hayas hecho 360 cotizaciones a la AFP (esto es 30 años contribuyendo). También te puedes jubilar 5 años antes, a los 55 años, pero solo si la jubilación que te tocaría sea de al menos la mitad de la pensión mínima (que es un chin más de RD$7,000 ahora mismo).

Cuando te jubiles, te darán como entre el 30% y 60% de tu último sueldo, porque siempre dependerá de tu trayectoria laboral; es decir, la cantidad que tenga acumulada. Para esto se utiliza una fórmula, pero en algunos casos puede ser distinto. Por ejemplo, si tu salario se ha mantenido igual en RD$20,000 toda la vida, tu pensión sería de los mismos RD$20,000.

Pero, si es mi dinero, ¿por qué tantos problemas y por qué no lo puedo retirar cuando desee?

Respondamos esas dos preguntas empezando por la primera, por varias razones. La Ley de Seguridad Social requiere que las AFP inviertan este dinero, entonces no es como que lo tienen en efectivo ahí guardado en una caja fuerte. Si te mudas de país, por ejemplo, todavía no lo puedes retirar; tendrías que esperar que te toque (que es diferente a cuando muere un contribuyente; en ese caso los herederos pueden hacer el papeleo para que les den lo que tiene el que murió en la AFP).

Uno de los propósitos de la ley es obligar a los ciudadanos a tener lo suyo guardado para el futuro, y así no se conviertan en una carga para el gobierno ni para sus familiares cuando ya no puedan trabajar más.

Respondiendo a la segunda pregunta, ese dinero no está líquido, pues es una inversión a largo plazo, lo que garantiza la rentabilidad. Las AFP tienen ese dinero invertido, y por lo visto les ha ido bien: casi la mitad de lo que tienen ha sido retorno por esas inversiones.

Pero la pregunta que motivó este artículo es la siguiente, ¿entregarán  ese dinero y cuándo?

Lo primero que tiene que pasar es que se cambie la ley. Luego, las AFP tienen que buscar  esos RD$171,000 millones, que están invertidos mayormente en el gobierno, creando un clima de incertidumbre al gobierno que está y al que viene a partir del 05 de julio.

Con ese dinero en la calle, la gente comienza a usarlo, obviamente, lo que crearía una sobredemanda de productos, inflación inmediata, disparando los precios de todo, y se crea una escasez, lo que dispara más todavía los precios.

Ahí entra lo de la tasa de cambio del dólar: con la inestabilidad económica creada, la gente querrá tener dinero en dólares, y esa sobredemanda de dólares haría que se dispare también su precio.

Entonces, con una inflación de dólar, tendríamos desconfianza en la inversión en el país, hiperinflación, escasez de productos, y las divisas disparadas. ¿Qué más? Pues con todo eso, no solo se hace difícil crear nuevos empleos, sino que los que ya hay comienzan a desaparecer, porque con la economía en el suelo, los negocios comenzarían a cerrar. Y no es como que haga falta más cosas negativas, pero imagínate el desplome que tendría el 70% de lo que quedaría (habría que cambiar esa parte de la ley, pues ya no sería sostenible una jubilación con la misma pensión).

En conclusión a este tema, ahora mismo está aprobado por los diputados en dos lecturas, pero falta la aprobación en el Senado. Lo que espero es que cuando les toque votar a los legisladores, voten con la información en sus manos y no buscando beneficios político.

Soberanos, contéstense ustedes esta pregunta, ¿conviene o no dar las AFP ese dinero en estos momentos?

Hasta un próximo artículo.

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY