Home Columnas HABLANDO CON EL SOBERANO

HABLANDO CON EL SOBERANO

SHARE

¿Devuelta al principio?

Encerrados otra vez

Por Max Montilla

montillamax@gmail.com

 

Como si se tratara de una película de terror escrita por un guionista de Hollywood, a los dominicanos nos han devuelto al principio, a un encierro parcial, y todo eso por un grupo de irresponsables, que en lugar de guardar el distanciamiento social, hicieron todo lo contrario y tomaron las calles para bebentinas y gozo, como si se tratara de fiestas decembrinas, a simple vistas de las autoridades, y hoy, fruto de eso, estamos nuevamente sumergidos en un estado de excepción como anteriormente dije, parcial.

Aunque la aprobación del estado de excepción contó  con el visto bueno del presidente electo Luis Abinader, de su equipo de transición, y aprobada a unanimidad en ambas cámaras legislativas.

En este nuevo estado de excepción y como en todos los otros que desde marzo hasta la fecha se les concede poderes especiales y temporales al presidente de la República, Danilo Medina, para manejar una amenaza, que exige una respuesta inmediata, aunque se les salió de control, por lo que el Poder Ejecutivo podrá disponer de restricciones, por el tiempo que sea necesario, a las libertades de tránsito, asociación y reunión de personas.

El presidente Danilo Medina informó que el Decreto 266-20 emitido  el lunes establece el toque de queda, de lunes a viernes iniciará a las 7:00 de la noche, hasta las  5:00 de la mañana y los sábados y domingos será desde las 5:00 de la tarde hasta las 5:00 de la mañana en Santo Domingo, Distrito Nacional, Santiago y San Cristóbal.

Además y con el mismo horario: La Vega, Puerto Plata, Duarte, San Pedro de Macorís, La Romana, San Juan de la Maguana, La Altagracia, Azua, Monseñor Nouel, Sánchez Ramírez y María Trinidad Sánchez.

En tanto, se establece toque de queda todos los días de la semana de 8:00 de la noche a 5:00 de la mañana en las siguientes demarcaciones geográficas: Espaillat, Peravia, Barahona, Monte Plata, Valverde, Hermanas Mirabal, Monte Cristi, Samaná, Bahoruco, Hato Mayor y El Seibo. También para Dajabón, Santiago Rodríguez, San José de Ocoa, Elías Piña, Independencia y Pedernales.

Todo este encierro es debido al aumento en el número de contagios, que según el informe hasta este miércoles  del Ministerio de Salud Pública, era de 56,043 con un saldo de 1,005 muertes.

El presidente Medina explica en su comunicación enviada al Congreso Nacional “dos factores simultáneos”, cada uno de ellos cuestionables, debido a que, como primer mandatario debió tomar las medidas necesarias para evitar este descontrol.

Por una parte, alude a la reactivación de las actividades económicas y, por el otro, a la realización de la campaña electoral, que ha producido un rebrote considerable en el número de contagios, lo que representa una seria amenaza a la capacidad del sistema hospitalario, público y privado colapsados en su totalidad.

Aunque el pasado lunes 20 de julio entró en vigencia el estado de excepción, dividido en dos partes, unos primeros días, hasta el 15 de agosto, para ver si bajan las cifras de infectados y sino, permanecería hasta el día 2 de septiembre, por lo que el presidente electo Luis Abinader recibiría el poder, este 16 de agosto, en medio de la excepción.

Aunque se ha argumentado acerca del artículo 266, literal 3 de la Constitución de nuestro país, que si es constitucional cambiar de mando en un estado de excepción, la ley es muy clara respecto a esto, que cualquier acto, resolución o reglamento o ley que sea contrario a la Constitución, será nulo de pleno derecho. “De ahí que nadie puede impedir el traspaso de cambio de mando”, porque sí es constitucional.

Esta excepción de 45 días es la más larga aprobada en el país. Hasta el 30 de junio pasado, la nación vivió 103 días de emergencia, divididos en 25, 17, 17, 15, 12, y 17, que no resolvieron, ni menguaron los números de los infectados y muertes, sino mire las cifras de contagiados en el país.

Aunque la actual legislatura, que terminaba el 26 de julio, ya no cerrará por la nueva declaratoria, por lo que el Senado tiene que seguir trabajando en el estado de emergencia y seguir de manera corrida, hasta el inicio de la nueva legislatura que es a partir del 16 de agosto hasta el 27 de febrero.

Nos vemos en un próximo artículo, ahora tiene más sentido el hashtag #QuédateenCasa. Ojalá y aprendamos, sino, pasaremos hasta diciembre y nos diremos “Feliz navidad, por las redes sociales”, aunque esperemos que no.

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY