Home Columnas PULSO CIUDADANO

PULSO CIUDADANO

SHARE

Crisis de Utopías: repensar el devenir

Por: Sabala Ricardo Yen

sabala95@outlook.com

 

“Cada generación, dentro de su relativa opacidad, tiene que descubrir su misión, cumplirla o traicionarla”, frase lapidaria del médico e intelectual martiniqués, Frantz Fanon, donde hace una valoración de como una generación debe interiorizar su papel en la historia y a su paso, abrazar las causas que considere justas, aunque parezcan inalcanzables.

En distintas etapas, se cifran sueños, esperanzas, anhelos e ilusiones y casi siempre esas expectativas son estigmatizadas y ridiculizadas hasta más no poder, pero lo cierto es que esa actitud hostil no frena la capacidad de luchar por lo que se sueña y a eso muchos le llaman utopía.

La palabra utopía viene del griego “eu” = bueno, ou = no y topos = lugar) significa, etimológicamente, “el buen lugar que no existe” o “lo que está en ningún lugar”.  Para el ilustre escritor y pensador dominicano, Pedro Henríquez Ureña, “las utopías son los más bellos estandartes de los pueblos, ya que sintetizan las ideas más avanzadas de cada época que, aunque irrealizables en las circunstancias en las que se concibe, tienen amplias posibilidades de convertirse en realidad en condiciones materiales y sociales más propicias”. El uso de la palabra Utopía se remonta al año 1516 cuando el escritor y humanista inglés Tomás Moro publicó el libro Utopía, donde planteó un modelo de sociedad colectivista, y a partir de allí se fueron construyendo otras utopías. Hasta en la Grecia existía su propia utopía y consistía en una aspiración de Platón de que los filósofos fueran quienes gobernaran las polis o ciudades-  Estados, por considerar que eran los más aptos porque tenían los conocimientos de la cosa pública.

Las utopías evolucionan en virtud de las realidades que se van construyendo. En el siglo pasado se forjó la utopía marxista que prometía el paraíso terrenal. Se desplomó, no obstante, en las actuales circunstancias se afirma que como la economía de mercado eclipsó las utopías, en la actualidad existe una crisis de utopías, una crisis de horizontes, de perspectivas, de aspiraciones.

Finalmente, debo indicar que las utopías son el verdadero reflejo de lo que aspira, de lo que no se tiene pero que puede, hay que repensar lo nuevo de la paz y el progreso.

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY