Home Columnas HABLANDO CON EL SOBERANO

HABLANDO CON EL SOBERANO

SHARE

Educando a nuestros hijos para vivir en el siglo XXI

Por Max Montilla

montillamax@gmail.com

 

Nuestros hijos, deben y mas en este siglo XXI de la información, desarrollar habilidades cognitivas y socio-emocionales para tener éxito personal y profesional alcanzando así su máximo potencial.

Lo mismo deben hacer los educadores, reconociendo las habilidades socio-emocionales como la creatividad, la resolución de problemas y el pensamiento crítico son clave para poder enfrentar los desafíos de la vida moderna. En estos momentos donde tenemos una situación por la pandemia del Covid-19 ha resaltado aún más la necesidad de contar con habilidades como el manejo del estrés, la adaptabilidad y la empatía, ya que estas son cruciales para sobrellevar este período de incertidumbre y mitigar los daños negativos de la crisis.

Los cambios acelerados en nuestra sociedad y crisis como la que estamos viviendo nos obligan a desarrollar nuevos hábitos y rutinas y, por lo tanto, formar estudiantes más resistentes y adaptables.Esto de formar estudiantes, más resistentes y adaptables es el gran desafío que nos dejará esta enfermedad.

Es por eso que las habilidades socioemocionales que párrafos más arriba me refiero, se desarrollan a lo largo de la vida y en diferentes entornos como el hogar, la escuela y la comunidad.

Debo admitir que la escuela siempre ha sido un lugar importante para el desarrollo de estas habilidades y han ido adquiriendo mayores responsabilidades en el proceso formativo de los estudiantes, y especialmente en el cierre de las brechas entre estudiantes de diferentes contextos socioeconómicos. Debido a esto, en años recientes, los sistemas educativos han implementado un mayor número de políticas y programas para desarrollar las habilidades socioemocionales en el entorno escolar.

Pero ¿Qué son las habilidades socioemocionales (HSE)? Son aquellas que ayudan a las personas a identificar y manejar sus propias emociones y las de los demás, tales como el compromiso, la empatía o la habilidad de trabajar en equipo. Las habilidades socioemocionales hacen parte de las habilidades del siglo XXI, las cuales buscan responder al entorno extremadamente dinámico en términos educativos, sociales y laborales de este siglo

Por ello, el éxito de las iniciativas para desarrollar las habilidades socioemocionales en los estudiantes depende, en gran medida, de la capacidad y apoyo que reciben los docentes para implementarlas de manera adecuada.

Existen distintas formas de referirse a las HSE: no cognitivas, blandas, competencias ciudadanas, entre otras. Cada una de estas denominaciones está basada en perspectivas teóricas distintas o proviene de diversas disciplinas o áreas de estudio como la psicología, la economía o la salud pública.

Hoy en día, existen diferentes clasificaciones y marcos de referencia de las HSE2. Una de las clasificaciones más reconocidas es la de los Cinco Grandes rasgos de la personalidad (Big Five), que describe los rasgos básicos con los que se puede caracterizar a un individuo y que sirven como base para determinar habilidades específicas. Los cinco grandes rasgos son: apertura a la experiencia, responsabilidad, extraversión, amabilidad y estabilidad emocional.

Esperemos que, en nuestro país, las nuevas autoridades, tanto educativas como gerenciales puedan poner en uso estas herramientas a nuestros estudiantes, porque hasta el momento, han carecido de ellas y si se estaban utilizando no dieron ni aplicaron de manera correcta.

Este artículo puede ser catalogado como atemporal, pero siempre en beneficio del Soberano.

 

Hasta un próximo encuentro.

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY