Home Columnas PULSO CIUDADANO

PULSO CIUDADANO

SHARE

Sergio y la Aporofobia

Por: Sabala Ricardo Yen

sabala95@outlook.com

Los miedos que pueden albergar los seres humanos son diversos, que van desde miedo al agua (hidrofobia), miedo al encierro (claustrofobia), miedo al extranjero (xenofobia), miedo a las mujeres bellas (venustrofobia), en fin, una gama de temores propios de las patologías humanas.

Ante ese arcoíris de miedos encontrados que se padece, existe uno que inconscientemente la gente practica porque lo hereda y se reproduce en la vida social y es el miedo al pobre. La filósofa española y catedrática de la Universidad de Valencia, Adela Cortina, acuñó un concepto muy novedoso y original: “la aporofobia “, es decir, el miedo y rechazo a las personas.

Este concepto encierra una serie de prácticas excluyentes que se da en la familia, en los amigos, círculos de poder, por el hecho de que un grupo carezca de elementos básicos de subsistencia. Según Cortina, los altos niveles de pobreza reflejan el fracaso de las sociedades y la ineficiencia de las políticas públicas. Por otro lado, también afirma que en la estructura mental no solo se rechaza a alguien por cuestiones raciales, ideológicas o religiosas, sino por la pobreza material, ya que por ejemplo se tiene un prejuicio marcado contra los árabes en Europa, pero con los árabes ricos no y así otros ejemplos.

En otro orden, dadas las declaraciones del merenguero dominicano Sergio Vargas, “el negrito de Villa”, como se le conoce popularmente, recientemente dijo que los pobres no podían administra el dinero público porque era como poner a un gato a cuidar una carne, esa afirmación refleja el comportamiento o conducta al que argumenta Cortina del rechazo hacia el pobre.

Finalmente, debo indicar que si analizamos con rigurosidad y seriedad el papel que han jugado muchos hombres y mujeres de origen humilde en la administración pública han tenido hasta un mejor manejo que miembros de la élite tradicional.

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY