Home chispazo CHISPAZO

CHISPAZO

16
SHARE
Ney Arias Lora

Este país es un fraude

 

La inspiración, la filosofía en la creación de los hospitales era de que sean casa donde se acogían pobres y peregrinos por tiempo ilimitado. Pero hoy eso es solo teoría, ya que son un negocio deshumanizado.

El pasado sábado, una joven sufrió un fuerte golpe en la frente, perdió el conocimiento y sus desesperados padres la llevaron al hospital Ney Arias Lora en busca de ayuda.

No la medicaron porque había que esperar a ver qué decía la radiografía y, al salir bien, le dieron el alta médica. Y cuando los padres le dijeron a su hija que se iban vino “la sentencia”: “¡Tienen que pagar 5 mil 500 pesos!”.

Más que en un centro privado donde atienden con esmero por eso, porque es privado. Y donde tratan al paciente con decencia, porque es privado.

Pero en el Ney Arias, como es público, la indecencia comienza desde la puerta con los seguridad y se agrava adentro con la altanería de algunos médicos.

Los padres de la joven no tenían los más de cinco mil pesos arriba, tenían dólares, pero el hospital no aceptaba esa moneda. Imagínense, sábado 9.00 de la noche, con toque de queda, a llamar a los familiares que estaban en San Isidro para que trajeran dinero y le puedan dar la libertad a la paciente.

Un reportero de Chispas de Actualidad fue testigo del drama. Y al ver la maravilla que pintan los Gobiernos a través de la publicidad oficial, concluyó en que “¡este país es un fraude!”

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY