Home chispazo HABLANDO CON EL SOBERANO

HABLANDO CON EL SOBERANO

105
SHARE

Pasó el día “D” En las elecciones de EEUU

Por Max Montilla

montillamax@gmail.com

Han trascurridos 4 años desde el día que Donald Trump le ganó a Hillary Clinton la presidencia por los EEUU.

 

Ahora su contrincante es el virtual nuevo presidente Joe Biden, que según los resultados de los escrutinios tiene hasta el momento 264 delegados de 270 para alzarse con la victoria.

¿Podia Biden ganarle al inquilino de la casa Blanca Trump? ¿Existían muchas posibilidades? El modelo de predicción a partir de encuestas de FiveThirtyEight en vísperas de la elección de 2016 daba un 29% de probabilidades a Trump de ganar, un porcentaje que ahora reduce al 10%. Es un dato a leer con sutileza: significa que otra victoria del republicano sería una sorpresa mayor —tres veces más rara—, pero también dice que es una posibilidad. Puede ocurrir.

Además, no todos los pronósticos coinciden. Los modelos son los más decisivos: dicen que Biden tiene un 90% y hasta un 95% de opciones de ganar. El grupo de expertos es más cauto, sus pronósticos coinciden con la media y le dan un 85%.

Las encuestas, son solo fotografías de momento, Hay una docena de Estados clave que pueden cambiar de manos o son representativos. Si se pudiese adelantar un resultado, lo mejor sería preguntar por Wisconsin. Si allí gana Biden, sus opciones de ser presidente suben hasta 19 de 20, según el modelo estadístico de FiveThirtyEight. Pero si Trump sorprende y se lleva ese Estado, pasaría a ser el favorito con cinco opciones de seis de ganar. Ocurre algo parecido con Pensilvania, Michigan, Minnesota o Nevada.

Después tiene que asegurarse la victoria donde es líder —Texas, Iowa, Ohio— e imponerse en territorios disputados, como Georgia y Carolina del Norte. Una vez ahí, para completar esa suma tiene dos alternativas: repetir el camino de 2016 y ganar algunos Estados del cinturón industrial (Pensilvania, Michigan, Wisconsin, Minnesota) o sorprender en el oeste (Arizona, Nevada, Nuevo México, Colorado). Ninguno de estos caminos es fácil y por eso el favorito era Biden: no necesita que pase nada especial.

Quienes votaron por Trump, lo volverán a hacer de seguro, estoy seguro de eso. Los estadounidenses no cambiaron por completo sus ideas cuando votaron a Trump para reemplazar a Barack Obama, pero tampoco lo harán ahora, aunque se decanten por Biden. Los países no se vuelven del revés de un día para otro.

Nos leemos en un próximo artículo.

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY