Home Internacionales Se está acabando la paciencia con Trump

Se está acabando la paciencia con Trump

67
SHARE

Por Rafael Mathus Ruiz

WASHINGTON.- Mientras el presidente, Donald Trump, volvió a insistir en que ganó la elección presidencial y se mantiene firme en su rechazo a abrir el cambio de gobierno al presidente electo, Joe Biden, demócratas y republicanos moderados comenzaron a alzar la voz con más dureza en contra de su último intento por intentar dar vuelta a los resultados de los comicios, una maniobra que fue denunciada como un ataque directo a la democracia.
Trump reapareció este viernes en la sala de prensa de la Casa Blanca para anunciar la puesta en marcha de una reforma que busca reducir el precio de los medicamentos en Estados Unidos. Al pasar, en medio del anuncio, reiteró que ganó la elección en la que se impuso Biden.
“Están dando frutos”: optimismo de la OMS por el resultado de las restricciones en Europa
“Esto no es algo fácil de hacer. Las grandes farmacéuticas gastaron millones de dólares en avisos negativos en mi contra durante la campaña, que gané, por cierto, pero ya saben, ya lo averiguaremos. Casi 74 millones de votos. Tuvimos a las grandes farmacéuticas en contra, los medios en contra, las grandes tecnológicas en contra. Tuvimos mucha deshonestidad en contra”, se quejó Trump desde el atril.
El mandatario se fue sin responder las preguntas que los periodistas hicieron a los gritos mientras se alejaba del podio. Unas horas después, Trump recibió a los líderes republicanos de la Legislatura de Michigan. El encuentro, que la Casa Blanca describió como rutinario, fue visto por sus críticos como una maniobra sin precedentes en la historia para presionar a los legisladores estatales a desconocer la elección y nombrar electores que respalden a Trump en el colegio electoral, que se reunirá el próximo 14 de diciembre.
Ante esa ofensiva, el equipo de Biden, los demócratas y un puñado de republicanos moderados que suelen desmarcarse del trumpismo subieron el tono de sus críticas al presidente y a sus aliados, en medio de una transición confusa, plagada de interrogantes y jamás vista en la historia del país, que hasta este año se preciaba de su respeto impoluto a la transferencia pacífica del poder.
“Habiendo fracasado en presentar un caso plausible de fraude o conspiración generalizada ante cualquier tribunal de justicia, el presidente ahora ha recurrido a la presión abierta sobre los funcionarios estatales y locales para subvertir la voluntad de la gente y anular las elecciones”, describió el senador republicano de Utah, Mitt Romney, un crítico frecuente de Trump. “Es difícil imaginar una acción peor, más antidemocrática de un presidente estadounidense en ejercicio”, advirtió.

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY