Home Columnas PULSO CIUDADANO

PULSO CIUDADANO

364
SHARE

La Iglesia frente a los dilemas contemporáneos

Por: Sabala Ricardo Yen

Todas las instituciones humanas son perfectibles y son objeto de transformaciones y reformas ante la ola de nuevos valores y realidades que viven las sociedades y la Iglesia asume posiciones más allá de púlpitos, sino que aspira a tener una incidencia política y social.

Para fijar algunas precisiones relativamente no muy distantes, en 1760 se produjo la Revolución industrial en Inglaterra, hecho que cambió la sociedad global en todos sus órdenes, esta revolución a su vez provocó una gran masificación de pobreza y desigualdad y la Iglesia asumió una posición crítica frente a esa realidad y alzó la voz para defender a quienes sufrían y padecían.  Una de las voces que  relució fue la del Papa Pío IX  quien 1864 en la encíclica Quanta Cura condenó el socialismo y el liberalismo económico, por lo que hizo un primer esbozo de las enseñanzas que León XIII desarrollará: denunciaba conjuntamente, por una parte, la pretensión del socialismo del siglo XIX de sustituir la Providencia Divina por el Estado y, por otra, el carácter materialista del liberalismo económico que excluye el aspecto moral de las relaciones entre capital y trabajo.Juan Pablo II, fuertemente marcado por su experiencia en Polonia, publicó diversas encíclicas sobre temas sociales. Esta posición de carácter social constituyó un despertar a lo interno de la Iglesia Católica, ya no estaba apartada orando, sino que vigilaba y denunciaba

Otro momento estelar de renovación de la Iglesia que tocó fondo a mi juicio fue la teología de la liberación o teología del pueblo que incorpora en su narrativa de redención social a las personas comunes, trascendió el seno de la Iglesia católica y protestante.

Por último, entiendo que la iglesia ha perdido fuerza en el debate de los temas contemporáneos, tales como el aborto, migración, pobreza y desigualdad. Los nuevos valores con sus medios de comunicación le han doblado el pulso. El discurso de la iglesia luce poco renovado y a pesar de que mantiene su vigencia, pierde terreno y batallas.

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY