Home Columnas SIEMPRE CON LA VERDAD

SIEMPRE CON LA VERDAD

235
SHARE

Tokio y la transparencia

Por: Ramón Rodríguez

Independientemente de la estela de dudas que se cierne sobre todos los eventos deportivos mundiales programados para este año, nuestras autoridades deportivas tienen dos compromisos para los cuales hay que emplearse a fondo: Los Juegos de Tokio y los Panamericanos Juveniles.

El ministro de Deportes, Francisco Camacho, en tiempo récord ha depositado más de 210 millones en la cuenta del Comité Olímpico Dominicano, para esos compromisos patrios. Es mucho dinero, pero he sostenido, que la mejor inversión que puede hacer el gobierno, es en el deporte, siempre y cuando los recursos se usen con transparencia.

Y ese es mi punto. Francisco Camacho y todo su equipo de auditoría, tienen que darle la seguridad al pueblo dominicano, de que esos 212 millones no se irán a un barril sin fondo. En seis meses de gestión, Camacho se ha ganado el respeto, no solamente del sector deporte, sino de los dominicanos, que han visto en él, a un joven ministro que quiere hacer quedar bien al presidente Luis Abinader.

Si el Ministerio de Deportes le deja las manos sueltas al Comité Olímpico Dominicano y le permite llevar delegaciones abultadas, solamente por clientelismo, podría arrepentirse después.

Estamos en el siglo 21, tenemos los rankings con solo presionar un botón y conocer los atletas y las disciplinas que tienen posibilidades de medallas. Hay que establecer una prioridad, sin compadreo y sin la famosa llamadita, muy usada en el COD: ‘’ Tú eres mi hermano, cuenta con eso’’.

Insisto, un error de cálculo, hace derribar grandes edificaciones. Me imagino que las federaciones han entregado sus programaciones y las mismas deben pasar por una comisión técnica administrativa.

No nos engañemos, los Juegos Olímpicos no son nuestro escenario. Nuestra política deportiva debe encaminarse a que seamos una potencia en Juegos Centroamericanos y tratar de desplazar a Colombia, Cuba, Guatemala y Puerto Rico. Esa debe ser la meta.

El presidente del Comité Olímpico Dominicano. Antonio Acosta- Colin-, es un veterano de mil batallas y conoce por experiencia, las federaciones con posibilidades reales de retornar victoriosas, en tal sentido, debe rechazar cualquier chantaje de federados que insistan en recibir más recursos de lo que realmente merecen.

Es un deber del comité ejecutivo ejecutivo en pleno, pero Acosta, debe asumir la mayor responsabilidad.

El buen uso de esos millones, es una responsabilidad compartida, pues cada quien deberá responder por los recursos recibidos. Si me tocara asesorar a Camacho, le diría: ‘’ ministro, no se fíe de nadie, envíe una comisión de veedores al COD. El mejor amigo en estos tiempos, es la desconfianza sana. Hombre prevenido vale por dos.

 

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY