Home chispazo CHISPAZO

CHISPAZO

258
SHARE
Un país que perdona muy fácil

 

Perdonar es muy bueno, porque Jesús perdonó hasta a los que lo crucificaron y al ladrón que estaba a su lado.

Y este país es tan bueno, que lleva el perdón hasta hacia los políticos que lo único que no les han quitado es la esperanza de que algún día aparezca alguien que les garantice sus derechos básicos como salud, comida y educación.

La bandera dominicana tiene una Biblia abierta de par en par en el centro de su escudo, dejando claro que cree en la divinidad.

¿Será por eso que el pueblo dominicano es tan perdonador?

No hace un año que pusieron un nuevo Gobierno en castigo a los que estaban, y así ha sucedido a lo largo de su historia, que cambian y cambian, pero se perdona y perdona  rápido y por eso se vive en constante campaña política.

En este momento hay tantos precandidatos tirados a la calle en campaña política abierta, sin que nadie les haya lanzado huevos cuando van a sus barrios, que da la impresión de que aquí no ha pasado nada, que se está conforme con lo que les están dando, que no se exigirán cambios profundos e institucionales, y que nunca terminará el “si no me gusta te saco y pongo a otro”, acudiendo siempre a las urnas como borregos lo que quita presión al gobernante del momento.

Nadie exige cumplimiento de nada a los que andan en esa temprana campaña, como si sus partidos hubieran cumplido con los compromisos que asumieron en pasados procesos.

¡Que país que se conforma tan fácil, que país que cree tanto en promesas, que país que perdona tan fácil!

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY