Home Columnas HABLANDO CON EL SOBERANO

HABLANDO CON EL SOBERANO

309
SHARE

Los números no mienten

Por Max Montilla

montillamax@gmail.com

Debo de confesar que, en las últimas semanas, he estado escribiendo de libros que leo, el que nos toca hoy, lo tomé, sin hacerme las grandes expectativas de lo que sería, pero estaba equivocado con este, si se podría llamar “manual” de Vaclay Smil.

Este autor, quien es un científico y analista político checo-canadiense, además de ser profesor emérito de la Facultad de Medio Ambiente en la Universidad de Manitoba, en Winnipeg. Además, realiza investigación interdisciplinaria en los campos de energía, cambio ambiental y poblacional, producción de alimentos, historia de la innovación técnica, evaluación de riesgos y políticas públicas. Ha publicado más de 40 libros y cerca de 500 artículos sobre estos temas.

El autor me cautivó, desde que leí hace varias semanas un libro que destaqué de Bill Gates, de 50 mil millones a cero, quien hace énfasis a este autor como uno de los mas versados en los temas que trata.

La introducción de este libro es una joya, que inicia de la siguiente manera: “Los números no mienten es un libro ecléctico que abarca desde las personas, las poblaciones y los países hasta el uso de la energía, la innovación técnica y las máquinas y dispositivos que definen nuestra civilización moderna. Por si eso fuera poco, concluye con varias observaciones sobre hechos relativos al suministro de alimentos y distintas opciones alimentarias, además del estado y la degradación del medioambiente.

El autor nos lleva a una reflexión sobre lo que realmente cuenta, desde preguntas como ¿Es peligroso volar? ¿Qué es peor para el medioambiente, un coche o un móvil? ¿Cuánto pesan todas las vacas del mundo juntos y por qué ese dato importa? ¿Se puede medir la felicidad? y hace énfasis en que la mayoría de los números que usamos no se contrasta con la realidad y quienes hacemos uso de esas cantidades, algunos no verifican las fuentes. Por ejemplo, el PIB francés en 2010 fue de 2,6 billones de dólares, pero ese valor ¿está dado en moneda corriente o constante?; la conversión de euros a dólares ¿se hizo empleando la tasa de cambio actual o la paridad del poder adquisitivo?; ¿cómo podríamos saberlo?

Es un libro muy rico en datos, sacados de casi todas las cifras que aparecen de cuatro clases de fuentes primarias: estadísticas de ámbito mundial publicadas por organizaciones globales, anuarios publicados por instituciones nacionales, estadísticas históricas recopiladas por las agencias nacionales y artículos publicados en revistas científicas. Una reducida proporción procede de monografías científicas, de estudios recientes realizados por grandes consultoras (conocidas por la fiabilidad de sus informes) o de encuestas de opinión efectuadas por organizaciones tan reconocidas como Gallup o el Pew Research Center.

Este artículo, tal vez pueda ser visto como que busco alguna remuneración por parte de Amazon o por parte de los autores, sin embargo, lo que busco es que despertemos nuestro interés de la investigación y leamos, aunque sea 2 hojas diarias de cualquier libro.

Según Steven Pinker, el título de Smil lo dice todo: “para entender el mundo hay que examinar las líneas de tendencia, no los titulares. Un retrato fascinante, convincente y sobre todo realista del mundo actual y de hacía dónde nos dirigimos”.

 

Nos leemos en un próximo artículo. Hasta la próxima.

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY