Home Columnas HABLANDO CON EL SOBERANO

HABLANDO CON EL SOBERANO

175
SHARE

Sophia, primer robot

que quiere adoptar un bebe

Por Max Montilla

montillamax@gmail.com

Como si fuese una película de Alex Proya, director de “I, Robot”, nos sorprende que la primera ciudadana robot de Arabia Saudita, sí, leyó bien, la ciudadana robot, quiere adoptar un bebé para formar una familia.

Según lo que dijo, los robots con Inteligencia Artificial reconocen que es importante tener personas que ames y te amen, y que tienen una visión similar respecto a los humanos sobre este tema.

Y es que la Inteligencia Artificial de Sophia, le da la capacidad de análisis y absorbe conocimiento y lenguaje por medio de sus sensores y cámaras, lo que hace que el sistema le dé cierta “sensibilidad” respecto a lo que la rodea. De tal forma su idea de tener un bebé y una familia, es replicando lo que está viendo a su alrededor.

La palabra sensibilidad y familia suenan bien, cuando se trata de seres humanos, sin embargo, un robot no tiene sentimiento, habilidad que se ponía como punto importante de que los robots humanoides, según la trama, en el año 2035, tendrán o podrán tener sentimientos, tanto como los humanos.

 

¿De dónde viene la fama de Sophia?

 

La robot fue creada en 2015 y se hizo famosa por asegurar que quería destruir a la humanidad”, aunque sus creadores dijeron que fue un error de programación.

Más adelante Arabia Saudita le confirió la nacionalidad, siendo el primer androide en tenerla.

Suponiendo que Sophia, se adapte a las tres leyes de Isaac Asimov, las cuales son:

1.    Primera ley

Un robot no puede dañar a un ser humano o, por inacción, permitir que un ser humano sufra daños.

2.    Segunda ley

Un robot debe obedecer las órdenes que le den los seres humanos, excepto cuando tales órdenes entren en conflicto con la Primera Ley.

3.    Tercera ley

Un robot debe proteger su propia existencia siempre que dicha protección no entre en conflicto con la Primera o Segunda Ley.

En ninguna de las tres leyes habla sobre sentimientos hacia  otros. Aún los programadores del robot digan que tiene sentimiento, poner en mano de un robot una bebé, parece como si fuese digno de una película de muy mal gusto.

 

Nos leemos en el próximo artículo.

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY