Creen madre Percival recibió dinero

La madre de John Pércival habría recibido dinero producto del asalto que este realizó en Bella Vista Mall, según declaró el supuesto brazo ejecutor de la banda, Bryan Félix Paulino.
“Cuando el asalto de Bella Vista Mall él le envió dinero a ella con un muchacho de San Pedro”, se reseña en los interrogatorios que aportó a la investigación la Fiscalía del Distrito Nacional.
En ese hecho, el segundo que se le atribuye a la banda, resultó muerto Bienvenido García, el vigilante de la compañía de valores que trasladaría la suma, cargando con tres millones 621 mil pesos.
En esos documentos dice que este también se comunicaba con ella vía la aplicación whatsapp. No así con su padre, el general retirado Rafael Pércival Peña.
“No, ni recibía información; él era alejado de su padre”, precisó el imputado al preguntársele si este estuvo en comunicación con su progenitor.
Así también lo declaró Ana Iris Linares, última pareja de John, quien fue muerto por agentes de la Policía Nacional.
La joven aseguró que este se mostraba depresivo, pero que no hablaba con su padre porque sentía lo había traicionado, fruto del caos y de que no lo ayudó.
Linares precisó que este se comunicaba a través de las redes con otras personas, pero nunca con su progenitor, porque él sentía que este lo iba a entregar.
Entregarse no era opción. Según admiten estos dos ante la Fiscalía, no entregarse a las autoridades.
“John no lo veía como una opción; él decía que las autoridades habían acabado con él y su familia, que tenía que darle problemas al Estado”, contó Linares.
Agregó que John decía que no robaba, que lo que hacía era autoreembolsarse el dinero de los impuestos.
Pese a la búsqueda que habían anunciado las autoridades, luego del segundo asalto en Bella Vista Mall, el dúo se desplazó por distintas provincias del país, sin esfuerzo por disimularse.
Frecuentaban Santiago, donde conocieron a Linares; San Pedro de Macorís; iban a casa del militar que le habría vendido el fusil, en Santo Domingo Este; estuvieron en Sabana de la Mar, a donde llegaron por lancha, y en Villa Altagracia, según lo que contaron el imputado y la testigo.
Félix y Linares coinciden en que Pércival no era violento. “Era sensible con niños, ancianos, con mujeres embarazas; prefería no hacerles daño”, narró la joven, quien convivió los últimos días con él.
Según Félix, Pércival participó en el asalto de la Sirena y de Plaza Lama, y en el de Bella Vista, estuvo esperando en el vehículo.